Newll's 0-0 Boca Jrs. (10-9 penales) 2013.29.05 by futbolsapiens

Por la vuelta de los cuartos de final en la Copa Libertadores 2013, Newell’s empata sin goles ante Boca Juniors pero avanza en penales.

La magia de la Libertadores. Esa capacidad de transformar un sapo en un príncipe, sobre todo cuando menos lo esperas. Hoy, Newell’s y Boca se veían las caras en el tercer round en una semana y el encuentro prometía chispazos, mismos que prácticamente no se presentaron en los 90 minutos regulares. Un partido mezquino, trabado y nada claro, fue lo que ambos equipos nos ofrecieron en el Marcelo Bielsa.

La Lepra inició con ímpetu ante un Boca replegado. Su primer y único aviso fue al ’10, cuando Maxi Rodríguez, después de recibir un pase espléndido de Lucas Bernardi, encaró a Agustín Orión pero se abrió mucho y terminó sin ángulo para disparar. Después de esa jugada, la tónica se mantuvo pero sin oportunidades claras. Boca le cedió la pelota completamente a Newell’s sólo para que el equipo de Martino no supiera que hacer con ella.

En el segundo tiempo el cuadro de Bianchi salió con más idea y hambre de triunfo. Al ’52, Nicolás Blandi tuvo el gol con un cabezazo en un tiro de esquina que Milton Casco sacó en la línea. Tres minutos más tarde, Juan Román Riquelme, el único engrane diferente en el xeneize, le puso un «centropase» como con la mano a Blandi quien lo estrelló en el poste. En la siguiente jugada, Boca se quedaría con 10 hombres tras la infantil expulsión de Clemente Rodríguez. El experimentado lateral argentino habló de más en presencia del réferi Germán Delfino, lo que automáticamente le generó la segunda amarilla y la salida a las regaderas.

Sobre la hora, Maxi Rodríguez tuvo la mejor oportunidad para los locales cuando se escapó por la derecha pero Orión se vistió de héroe tapando su disparo. Con el silbatazo final de Delfino, llegaron los benditos/malditos penales y la magia de la Libertadores. Una definición sin precedentes, histórica y no apta para cardíacos.

Lee también   Llega el Burrito en trueque por Giménez

Juan Román Riquelme iniciaba la serie y, ante la sorpresa de todos, lo hacía fallando su penal con un disparo débil al centro. Ignacio Scocco anotaría para Newell’s. Chiqui Pérez le daría el 1-1 a Boca y Vergini el 2-1 para Newell’s. Burrito Martínez y Maxi Rodríguez anotarían (3-2). Somoza acertaría y Cáceres, para Newell’s, pondría la bola en el poste para dejar todo igual nuevamente.

En el quinto penal para cada uno, Caruzzo, de Boca, volvería a fallar y todo quedaría en los pies de Urruti para darle el pase a Newell’s. Pero Agustín Orión andaba en su noche y atajaría, con gran técnica, el disparo del juvenil (3-3).

La muerte súbita comenzaba y el mismo Orión abría el marcador. Casco también anotaría con un tremendo disparo al ángulo (4-4). Ribair Rodríguez y Tonso aumentaban (5-5). Erbes y Bernardi (con dramatismo puro), seguirían extendiendo el espectáculo (6-6). Zárate se perfiló y mandó su disparo por arriba del travesaño. Todo estaba servido en bandeja de plata para Newell’s pero… Orzán, increíblemente, ¡LA MANDÓ AFUERA TAMBIÉN!

Era una verdadera locura. Martín y el portero Guzmán mantuvieron el suspenso (7-7) y, ya finalizada la primera vuelta, los jugadores tendrían que repetir disparos. Riquelme y Scocco acertaron, igual que Pérez y Vergini (9-9). Guzmán le atajaría el decimotercer disparo al Burrito Martínez y, finalmente, Maxi Rodríguez acertaría para finiquitar todo (10-9).

Emoción y suspenso hasta el final. La Lepra está en semifinales.

Newell’s: Guzmán, Heinze, Cáceres, Casco, Vergini, Rodríguez, Bernardi, Pérez (Orzán ’66), Mateo (Tonso ’83), Scocco, Figueroa (Urruti ’87).

Boca Juniors: Orión, Caruzzo, Rodríguez, Pérez, Marín, Riquelme, Somoza, Erviti (Martínez ’88), Erbes, Sánchez Miño (Rodríguez ’79), Blandi (Zárate ’61).