Peñarol y U- de Chile empataron 1-1 en animado juego en el Centenario, donde ambos lucharon hasta el último por llevarse el triunfo.

Fue de esos juegos de Copa, que ya de por sí dice mucho. Equipos con jugadores de mucha calidad y con un ímpetu que no apaga ni el cansancio. Con esas dos características se desarrolló el partido.

Cuando se requería desequilibro, ambos cuadros tenían jugadores para hacerlo. Mora por los uruguayos y Henríquez por la visita. Pero también sabían acompañarse, atacar en grupo y crear paredes. La U, eso sí, con más intenciones por la bandas.

Y cuando se requirió anotar, los dos lo hicieron con goles llenos de potencia y calidad. Primero fue Freitas al 22′, quien recogió balón en la media luna y lo mandó a la red tras cañonazo. Luego, al 36′, fue Junior Fernándes quien, en el área, agarró de volea un balón para vencer Carini.

El segundo tiempo disminuyÓ en llegadas pero aumentó en intensidad, para lo cual también demostraron ser expertos. Presión por todos lados, barridas limpias pero necesarias y medio campo pensante. Los arqueros, por cierto, también mantuvieron el marcador.

Al final fue empate. El público uruguayo, que hizo un entradón, tuvo que aplaudir a ambos por el buen juego.

El punto, sin embargo, no les sirvió de mucho, especialmente al local, que ganó su primera unidad en tres jornadas. La U, que llegaba con un ganado y un perdido, está con 4 y mantiene series esperanzas de estar en segunda ronda.

Lee también   Cabalgata del Campeón