En partido de Vuelta correspondiente a los Octavos de Final de la Copa del Rey, el Real Madrid recibió en el Estadio Santiago Bernabéu, con cuadro alternativo y una ventaja de 3-0, al Numancia.

Lo que parecía un duelo para recuperar la confianza perdida y volver a la senda del triunfo, tras el empate en Balaídos, se convirtió en mayores dudas para el Madrid de Zinedine Zidane. A pesar de que Lucas Vázquez parecía encaminar una victoria tranquila, con su gol al 11′, la situación cambiaría drásticamente.

Justo antes de finalizar la primera mitad, apareció el ingresado Guillermo, para marcar el gol de la igualada en un veloz contragolpe y comenzar así a sembrar la incertidumbre en el Bernabéu por parte de los locales.

Numancia celebra la anotación de Guillermo, ante la preocupación de Zidane.

Ya en la parte complementaria nuevamente sería Lucas Vázquez el encargado de devolver la tranquilidad al conjunto merengue, consiguiendo el 2-1 al 59′, para ese entonces los comandados por Zidane dominaban ampliamente y no parecían tener complicaciones.

Con el pasar de los minutos, el Real Madrid volvió a ser el de los últimos días, errático e impreciso de cara al arco rival. Situación que fue aprovechada por el Numancia, de nuevo aparecería Guillermo para decretar el 2-2 definitivo en la ‘casa blanca’ al 82′.

El Real Madrid avanza a Cuartos de Final del certamen copero con un global de 5-2, sin embargo, al igual que en su eliminatoria anterior, contra el Fuenlabrada, continúa dejando dudas de su funcionamiento y vuelve a sumar otro resultado cuestionable como local.

Lee también   Cristiano volvió al gol pero le costó sangre