El Real Madrid venció como visitante 3-1 al Levante por jornada 25 de LaLiga. Con dos goles de penal revisados por el VAR, el equipo merengue se llevó los tres puntos en un partido donde no faltó la polémica arbitral. Los de Solari son terceros en la tabla, a dos puntos del Atlético y a nueve de la punta. 

Dos penales que necesitaron ser revisados en el VAR y que fueron convertidos por Karim Benzema y Gareth Bale, dieron la victoria al Real Madrid en el estadio Ciutat de Valencia.

Fue un partido de fuerzas parejas entre un combativo Levante y un equipo blanco que solo se exhibió con superioridad en algunos tramos del compromiso en Valencia.

La primera parte resultó vibrante. Con dos postes que salvaron a Tibaut Courtois, un penal pedido por el equipo granota, el que sí fue señalado tras consultar el VAR por mano del macedonio Bardhi, que supuso el 0-1 para los madridistas a poco del descanso, y varias acciones explosivas de Vinicius Jr.

Ya en la segunda mitad, llegaría la igualdad transitoria para el equivo azulgrana de la Comunidad Valenciana. La figura local, José Luis Morales, se internó por izquierda y dejó para Roger que mandó al fondo de la red el balón y puso el 1-1 sobre la hora de juego.

A poco más de diez minutos para el final, Dwanema le hizo falta a Casemiro adentro del área, y tras nueva consulta al videoarbitraje, el colegiado decretaba nueva pena máxima para el Real Madrid. Esta vez le tocó al galés Bale ejecutar y anotar el 1-2 final en un campo en el que los levantinistas suelen desplegar buen fútbol y complicar a los mejores.

Lee también   Silvio Berlusconi sueña con el regreso de Kaká

Con este triunfo, no sin polémica y quejas de los valencianos, la casa blanca sumó 48 unidades, que lo dejan a 9 del líder y a 2 del escolta, ambos rivales históricos del conjunto merengue. Levante se queda en el puesto 13.

Los dos próximos partidos del Real Madrid serán en el Santiago Bernabéu, ambos recibiendo al FC Barcelona. Primero por la semi de vuelta de Copa del Rey, donde el Madrid cuenta con la ventaja de un gol de visitante (1-1), y después por Liga. Donde los dirigidos por Solari deberán ganar para descontarle puntos al líder, y golear si quieren desactivar el gol average del duelo directo (5-1 en el CampNou en la primera vuelta liguera).