River y Gimnasia disputaron un partido con tintes de primera división. Durante 90 minutos ambos equipos se olvidaron de que militan en la B enfrascándose en una batalla futbolística donde disputaron algo más que tres puntos. Se acordaron de que en un sinfín de ocasiones se enfrentaron en la máxima categoría y para rendir homenaje a la memoria jugaron como si estuvieran disputándose la final de un campeonato.

Funes Mori fue héroe / villano del Millo. En el primer tiempo falló una imperdonable, pero en la segunda mitad enmendó su error con el gol que abrió el camino del triunfo. La obra de la victoria la culminó Díaz con el segundo tanto. Por su parte, Gimnasia no fue presa fácil y tuvo la oportunidad de abrir el marcador, sin embargo Vargas erró un penal cuando el partido se encontraba cero a cero.

En esta ocasión River no quiso sufrir, por el contrario, se divirtió en la cancha y el resultado fue un dos a cero merecido.

Lee también   Liverpool festeja el título de Premier League tras treinta años de espera