La Loba tiene fe. la mala racha que comenzó hace dos meses no termina y parece infinita, el equipo de Rudi García no gana ni por accidente, y luego de una cadena infinita de empates que los ataban al segundo lugar, una derrota ante la Sampdoria los deja casi sin ese bálsamo.

La Loba no tiene Punterìa. La Roma dominó el encuentro en posesión y en llegadas, pero tuvo una puntería digna de perro viejo y terminó cediendo puntos en su casa.

La Loba aulla pero no muerde. El primer tiempo desapareció la Sampdoria, los del puerto fueron deslumbrados por el galante juego de los capitalinos y las mejores opciones de gol vinieron por los locales. Francesco Totti, Juan Iturbe y Gervinho tuvieron varias, pero estuvieron poco finos en la definición. Por si fuera poco, Emilio Vaviano salió en la mejor de sus noches y atajó hasta los aullidos, el viento era demasiado lento para atravesar su porterìa.

La Loba es cazada por un arpòn costero. Para el complemento las cosas no variaron mucho, pero la sorpresa se instaló cuando a los 60′ Lorenzo De Silvestri tomó un rebote dentro del área para abrir el marcador y silenciar a todo el estadio.

La Loba se desangra. Los de Rudi García siguieron intentando pero cada vez les fue más difícil llegar con claridad a la portería de la ‘Samp’, quedando expuestos al contragolpe. El delantero colombiano Luis Fernando Muriel marcó el segundo gol de la visita, El atacante de Santo Tomás ingresó en el minuto 74 de juego, y en el 78 aprovechó un rebote en el área para sentenciar el duelo ante los romanos.

Lee también   Juventus se llevó los tres puntos en un partidazo ante el Napoli

La Loba Muere. Pero la tragedia romana no acabaría ahí, Seydou Keyta aplaudió al árbitro luego de cobrar un lanzamiento de esquina para los visitantes, razón que le costó la tarjeta roja y obligó a la Loba a buscar el partido de manera desesperada.

Y se puede poner peor. La Roma se queda en 50 unidades, 14 por detrás de la Juventus que ya tiene asegurado el Scudetto 31 (33 dirìan Fausto Del Piero, Marco Corleone, Olakease y Omar Raven). Pero para los de Garcìa el Scudetto es lo de menos, están sólo un punto encima del tercer lugar, que para colmo es La Lazio, rival eterno de la Loba. El fascismo “blu” ataca duramente al romanticismo romano.

La Loba se quedó chimuela, le cortaron las uñas y su garganta no emite aullidos… ha muerto.