En una noche inspirada, Santos obtuvo su primera victoria en el Clausura 2015, al golear 4-1 a Monterrey, en el duelo que cerró la actividad del viernes correspondiente a la tercera jornada de la Liga MX.
Los goles de los de la Comarca fueron obra de Diego González, Néstor Calderón, Jesús Molina y Andrés Rentería, descontando para los del Cerro de la Silla, Dorlan Pabón, vía penal.
Con este resultado, los locales suman tres puntos, mismos que Monterrey, aunque con mejor diferencia de goles con respecto a su rival, que simplemente no dio una en el Territorio Santos Modelo, sobretodo en el segundo tiempo.
Al arranque los Rayados tuvieron algunos acercamientos al arco lagunero, pero entre su falta de puntería y las buenas intervenciones de Agustín Marchesín, el marcador no se movió.
Fue al minuto 21 que un contrarremate de Diego González en el área visitante generó el primer alarido de gol en el estadio y se convirtió en la segunda anotación que el ex Lanús consigue en lo que va de la campaña.
Al 35’ un tiro de Néstor Calderón que no llevaba nada, fue desviado por un zaguero y se convirtió en el 2-0, ante la sorpresa del Monterrey, que a partir de ahí dio la sensación de haber sido noqueado.
Cuando apenas iniciaba el segundo tiempo, llegó el 3-0 vía Jesús Molina, quien remató un balón procedente de un saque de banda bien cobrado por Adrián Aldrete, mismo que fue peinado por dos laguneros, hasta encontrar a Molina, quien superó a Jonathan Orozco.
Un penal bien señalado se convirtió en el 3-1 del Monterrey, toda vez que Dorlan Pabón lo disparó de forma correcta y superó a Marchesín, quien recibió su cuarto gol en lo que va de la competencia.
Parecía que Monterrey revivía, pero una genialidad de Javier Chuletita Orozco se transformó en el 4-1 decisivo, después de que se llevó al Orozco y sólo tuvo que ceder a Rentería para que le diera –literal- un pase a la red.

Lee también   Esperanza en Kiev