Liverpool, con cuadro alterno, fue a dar buen show a Basilea y venció 3-5 a Young Boys en el arranque de la Europa League.

El equipo de Brendan Rogers por fin volvió a ganar, y eso que no jugaron Suárez, Gerrard, Agger, Johnson, Škrtel ni Reina. No lo hacía desde el 23 de agosto, cuando derrotó 0-1 al Hearts escocés en la ida de la ronda previa en Europa. La vuelta incluso la empató aquella vez y en cuatro fechas de Premier no ha ganado.

Por suerte hoy tuvo enfrente a los Chicos Jóvenes de Suiza, que aunque sorprendieron por su empuje, dinámica y tres goles, marcaron tan mal y cometieron tantos errores que hasta estos descoloridos Reds les hicieron cinco, dos más que los anotados en un mes de Premiership.

A los 4′ Ojala, de los amarillos, hizo el primero, lo malo fue que lo hizo en propia meta. Luego su equipo empataría al 37′ gracias a Nuzzolo, también después de osote rojo en el área. Al 40′, para cerrar los goles de la primera mitad, Wisdom adelantaría al Liverpool con un cabezazo tras un córner. Él fue el único que saltó y puso el 2-1.

Ya en la segunda mitad Ojala se sacó la espina al 53′. En el área cabeceó con el hombro y puso el empate. Diez minutos después, en jugada de argentinos, Bobadilla puso balón a Zárate y éste picó el balón sobre la salida del arquero para poner el mejor gol de todos, el 3-2.

Y en los últimos veinte minutos reaccionaría la visita. Al 70′, otra vez en tiro de esquina, Liverpool marcó de cabeza gracias a Coates, quien aprovechó la nula marca. Al 76′ Shelvey puso el cuarto en la primera jugada acompañada de su equipo. Una gran triangulación terminó en ese 3-4. Y finalmente, para cerrar la larga cuota, el mismo Shelvey haría el quinto colándose fácilmente por el centro del área y luego disparando con potencia.

Lee también   Liverpool fulminó al West Ham y toma el subliderato de la Premier