El equipo de Anotnio Conte no pasó del empate sin goles en su visita a Genoa y parece que empieza a perder gas de manera definitiva en el Calcio

Por ganas no quedó, pero es cierto que los últimos juegos de la Juve se han distinguido más por ésto que por su efectividad de cara a la portería contraria. A final de cuentas la ausencia de un delantero letal le está cobrando factura al bianconero, justo cuando el torneo más se aprieta en la punta con el Milan.

Este domingo en Genoa, La Vecchia agudizó esa falta de contundencia que todo el torneo le ha dado lata. Juega bien, tiene opciones, pero a la hora de definir se están quedando cortos.

Hoy por ejemplo, estuvieron muy cerca del gol, de hecho anotaron uno pero fue invalidado por posición fuera de juego, discutible, dudosa ciertamente, pero también es cierto que no tuvieron mayor repertorio para convertir alguna otra jugada. Por el contrario, las aproximaciones estuvieron a la orden del día y ya fuese por el poste o por las buenas intervenciones de Sébastien Frey, meta del Geona, la Juve se quedó en ceros.

Al final hasta lo pudieron perder y es que las contras del Genoa avisaban peligro total, incluso se reclamó un penal a favor de los locales pero el árbitro del juego prefirió dejar pasar y el cero quedó firmado en el marcador.

El empate deja al bianconero en segundo puesto abajo del Milan que ya ganó y se aleja cada vez más rumbo a un nuevo título.

¿Qué dicen, se desinfla la Juve?

Lee también   Milan golea 4-2 al Real Madrid en partido amistoso