La selección de México Sub-21, que se encuentra disputando el Torneo Esperanzas de Toulón, ha encendido los pensamientos sobre el futuro de cada uno de estos jugadores, viendo en ellos una muy buena generación de recambio en la selección mexicana.

Eduardo Aguirre, el actual goleador del torneo que se está disputando en Francia, juntos con el resto de sus compañeros volvieron a encender las esperanzas que se puede tener sobre el futbol del ‘Tri’, que hasta los momentos han demostrado ser buenos en categorías inferiores, pero quedando a deber en la absoluta.

Ya en 2011 conquistaron el campeonato Sub-17 y el siguiente torneo, en el 2013, el ‘Tri’ quedó subcampeón. Por su parte, los de la Sub-20 en el 2011 obtuvieron el tercer lugar de la competición.

México se clasificó a la final que se disputará mañana, luego de derrotar a Turquía por 3-1. Los dirigidos por Marco Ruiz medirán fuerzas ante el gran favorito de todos; el bicampeón Inglaterra.

Muchos dan por hecho el buen papel de estos muchachos, alegando que ganen o no, ya devolvieron esperanzas futbolísticas a México, en vísperas de un Mundial donde la selección mayor planea pasar de la maldición de los octavos de final.

Lee también   Entre el fatalismo y la realidad