Sevilla se aferra a la esperanza de ser campeón

Foto: YouTube

El Sevilla confirmó su candidatura al título después de remontar en la segunda parte al Celta de Vigo (3-4), tras un festival de goles en Balaídos que desniveló el argentino Papu Gómez, después de un regalo de Joseph Aidoo en la salida de balón.

Con una asfixiante presión en campo rival, un sensacional Denis Suárez y otra exhibición de Iago Aspas, el conjunto dirigido por Eduardo Coudet empequeñeció al Sevilla pese a ser golpeado por Kounde en su primera aproximación.

Necesitaba el conjunto celeste la victoria para mantener vivo su sueño europeo, y en cuatro minutos volteó el marcador con un doblete de Aspas, el primero desde el punto de penalti y el segundo tras superar a Bono en el mano a mano. Denis Suárez mandaba en la medular, pero Fernando igualó con un disparo lejano que se envenenó tras tocar en Aidoo.

El Celta, volcado, siguió presionando, dominando, y Brais Méndez, tras otra sensacional asistencia de Denis Suárez, cerró el festival goleador del primer tiempo para dar ventaja a los suyos.

En el segundo tiempo, el Sevilla se creció con el balón. En el minuto 63, Rakitic no erró.
El Celta intentó recuperar el control del juego pero un monumental error del central Aidoo en la salida lo condenó porque el Papu Gómez no falló en el mano a mano. El Sevilla alarga su gran momento, con cuatro victorias y un empate en las últimas cinco jornadas.

Lee también   Una vuelta entera anotando...