Bayern München venció 0-2 a Werder Bremen y con ello mantuvo una semana más el paso perfecto en Bundesliga.

Los dos equipos salieron a jugar. La primera mitad fue pareja, se atoró el juego, pero lo reñido era desde el ímpetu por jugar y no por defenderse.

Heynckes puso en su delantera al homenajeado Pizarro, pero no le funcionó. El peruano, ahora el extranjero con más partidos en Bundesliga tuvo algunas chances, pero además de no andar fino, ni él ni Müller ni Kroos pudieron dar el toque de desequilibro que demandaba el encuentro.

En la segunda mitad el DT bávaro regresó a lo que ya tiene probado, Mandžukić y Shaqiri, quienes ingresaron al 58′.
Hasta ese momento el partido se desniveló. Ribéry, que dio un juegazo también, se entendió perfecto con el suizo desde la primera jugada y ahí comenzó a nacer el triunfo.

El marcador lo abrió Luiz Gustavo AL 81′. A esa altura las amenazas del líder, principalmente de Ribéry, eran ya insoportables. Y fue el brasileño quien mandó balón a la red con un delicado zurdazo desde fuera del área. Le puso más toque que potencia y el balón resultó inalcanzable para Mielitz.

Ya con un Werder Bremen agotado y desordenado por hacerle frente con decencia al poderoso, dos minutos después Mandžukić haría el segundo tras contragolpe letal junto a Shaqiri.

Final 0-2 y a ver quién le hace frente al Bayern, que ha ganado todo.

Werder Bremen: Miliz; Fritz, Prödi, Papastathopoulos, Gebre Selassie; Hunt, Elia (Füllkrug 59′), Junuzović, De Bruyne; Petersen (Akpala 77′), Arnautović (Bargfrede 87′).

Bayern München: Neuer; Lahm, Boateng, Badstuber, Dante; Schweinsteiger (Martínez 75′), Ribéry, Luiz Gustavo, Kroos (Shaqiri 58′); Pizarro (Mandžukić 58′), Müller.

Lee también   “Müller se debe quedar en el Bayern hasta el final de su carrera”: Matthäus