Sensacional choque entre merengues y naranjeros en el Bernabéu, al final un empate que deja mal parado al Madrid, aún líder, pero su diferencia con el Barcelona se reduce a cuatro unidades solamente…

Pocos empates a cero goles resultan tan entretenidos como este de hoy en el Bernabéu, y es que si el juego acabó sin tantos en el marcador no fue por posturas miedosas o mezquinas, esta noche en Chamartín el balón de plano se negó a entrar.

Intensidad, ritmo y grandes jugadas, eso se vio esta noche en la cancha del estadio Bernabéu. Dominio blanco ciertamente, que tuvo el balón y generó futbol ofensivo, siempre comandado por Cristiano Ronaldo sobre todo en la primera parte, pero en frente, hubo un rival de calidad, que puso en entredicho la meta de Casillas y que igualmente, aunque con menos opciones, mereció marcar esta noche, pero los postes también le impidieron reflejar su peligrosidad.

El Madrid jugó a toda máquina pero careció de serenidad para abrir el marcador. Mereció sí y más que el Valencia para ser sinceros, pero cuando se tienen tantas opciones y ya sea por las intervenciones del portero rival, por los postes o por las fallas graves como las de Benzema que tuvo tres claras para mandar la pelota al fondo, tampoco se puede merecer mucho.

Que el portero del Valencia, Vicente Guaita, fue la figura del juego, no sirve de consuelo para los jugadores merengues que aún siguen líderes pero ahora sólo cuatro puntos arriba del Barcelona. Sería muy complicado pensar que a este nivel el Madrid no gane mas partidos, pero también es cierto que si la presión los invade, como sucedió en el segundo tiempo de este partido, las imprecisiones en la definición seguirán haciéndose presentes muy probablemente.

Lee también   Napoli venció a Lazio y su Bota de Oro pero con malas noticias para UCL

El miércoles hay derbi de Madrid, partido candente para el Real y que podría dejar la liga ya al alcance del Barcelona en caso de que el merengue no logre ganarle al Atlético.

¿Qué dicen, aún confían en el Real?