En partido correspondiente al Grupo C de las eliminatorias europeas, Suecia 3-5 Alemania.

Bendito sea el futbol. Sana y buena costumbre han agarrado Suecia y Alemania. Con su destino sellado rumbo a Brasil, ambas selecciones arribaron al encuentro por el orgullo y vaya que no se guardaron nada. Si el empate a cuatro goles en Alemania fue vibrante, el juego de hoy lo igualó en emociones.

Y sin Zlatan. Perdió, si, pero Suecia demostró que no depende al cien por ciento de la figura de Zlatan Ibrahimovic. Sin su estrella, el equipo exhibió un nivel futbolístico y ofensivo que vaticina la obtención del boleto mundialista en repechaje.

Llevaban ventaja. Suecia se puso arriba en el marcador apenas a los seis minutos con gol de Tobias Hysen. Incrementó la ventaja al 42′ con anotación de Alexander Kacaniklic.

Nunca los den por muertos. Dicen que a Alemania le gusta sufrir y engañar haciéndose el muerto. Parece que sí. Viéndose abajo por dos goles, los germanos se pusieron bravos y remontaron con goles de Özil (45′), Götze (53′) y Schürrle (57′, 66′).

Con polémica. El anfitrión no se quedó de brazos cruzados y respondió a la ofensiva alemana de la misma manera. Al 69′ Tobias Hysen consiguió su segundo de la noche en una acción donde había fuera de lugar.

Por el hat-trick. Para redondear su gran partido, y de paso sellar el poderío de su escuadra, Schürrle consiguió su tercer tanto de la noche al 76′.

Trámite. Con este resultado, Alemania llegó a 28 puntos para consolidarse como líder del grupo. Suecia se quedó en 20, ya con su sitio en el repechaje asegurado desde la fecha anterior.

Lee también   Real Madrid volvió a la senda del triunfo en Roma

ASÍ JUGARON:

SUECIA: Wiland; Olsson, Bengtsson, Nilsson, Antonsson; Larsson, Elm (Svensson 58′), Källström, Kacaniklic (Durmaz 73′); Toivonen (Wernbloom 84′), Hysen.

ALEMANIA: Neuer; Lahm, Jansen, Hummels, Boateng; Schweinsteiger, Kroos, Müller (Götze 46′), Özil (Draxler 82′); Kruse (Höwedes 75′), Schürrle.