La altura boliviana de La Paz, en el estadio Hernando Siles, recibió al equipo campeón de Copa Libertadores, Santos, con todas sus estrellas. Los nombres de las figuras brasileñas apuntaban a meterle un susto a la escuadra local, The Strongest. Pero no fue así. Paulo Henrique Ganso, Neymar, Elano y Jorge Fucile lucieron, sí, mas no como se esperaba.

Ganso simplemente fue un fantasma en la cancha. Neymar falló tres claras de gol; el tino no estuvo de su lado. Elano tuvo un balón en los pies frente al arquero vencido y la estrelló en el larguero. Fucile ejecutó más saques de banda que otra cosa. Quien realmente se destacó fue el arquero santista, Rafael, que aguantó hasta donde pudo, o mejor dicho hasta el último minuto, pues al 90′ su defensa descuidó a Rodrigo Ramallo y así los bolivianos le ganaron a los brasileños.

Pese a que Santos abrió el marcador a los 10 minutos de juego por conducto de Henrique, The Strongest no se decayó y se fue con todo al frente. Hizo presa de su dominio al rival y al minuto 34′ Ernesto Cristaldo, el mejor hombre en el campo, empataba los cartones. El resto del primer tiempo fue exclusivo de los bolivianos.

Para la segunda mitad, The Strongest bajó un poco el ritmo y permitió a Santos jugar. Sin embargo, los dirigidos por Muricy Ramalho fueron un festín del error. Comandados por Neymar, los brasileños fallaron goles hechos, equivocaron pases, perdieron balones y cometieron faltas innecesarias. Al ver que el oponente no aprovechó, los locales recobraron fuerzas y volvieron a dominar.

Faltaban 10 minutos para el final del partido y Chamagol entró al terreno de juego. Sí, leyeron bien, Chamagol. El poco tiempo que estuvo en la cancha fue suficiente para que los defensas de Santos se enfocaran en él y obsesionados por cuidarlo terminaron descuidando a Ramallo en el 90′, quien ponía el 2-1 definitivo para The Strongest y así le abollaba la corona al campeón.

Lee también   ¡La Piedad finalista echó a la Fiera!

Este partido correspondió al grupo 1 del torneo y sirvió para ver que al menos por ahora Santos y sus figuras no traen todas consigo.