Los Tigres visitarían al Alianza San Salvador en la ida de los Octavos de la Liga de Campeones de Concacaf, pero no saldrían bien parados.

Foto: Twitter @TigresOficial

El conjunto local se llevó la victoria, gracias a los goles de Felipe Ramírez (46′) y Oswaldo Blanco (54′), por 2-1, ante unos felinos que no pudieron ampliar la anotación de Juan Purata (33′).

Los universitarios salieron con todas las armas desde el arranque y tenían el dominio del partido, aunque le costaba poner en apuros al portero salvadoreño.

Los mexicanos empezaron a perder intensidad conforme iban pasando los minutos, por ello su gol cayó pasada la media hora del partido, cuando Gignac cobró una falta al área y tras un cabezazo de Pizarro, Purata se lanzó de media volea para mandarla al fondo del arco.

El gol hizo que Tigres empezara a tocar más veces la pelota, incluso desde su arco hacia adelante y no se preocupó tanto por atacar, lo que terminaría siendo un error.

La segunda parte inició de pésima manera para los felinos, pues apenas con dos minutos Carlos Salcedo cometería un penal sobre Oscar Cerén, que Ramírez terminaría ejecutando perfectamente para poner el 1-1.

Sin embargo, los dirigidos por el Tuca Ferretti siguieron dominando el partido y tratando de buscar otro gol que les diera más tranquilidad, pero no hallaban por dónde.

Lee también   Tigres pone trabas al traspaso de Alan Pulido a Grecia

Por otro lado, y casi como quien no quiere la cosa, Alianza logró darle la vuelta al partido, cuando Blanco recibió un pase entre líneas en el arco y se la picó por encima a Guzmán.

La victoria del equipo salvadoreño es histórica, pues nunca le había podido ganar a un conjunto mexicano, aunque los Tigres lograron anotar para tener abierta la llave.