Tigres vence 5-1 a Monarcas
Guido Pizarro anotó el segundo gol felino.

Ante los ojos de un ‘Tuca’ Ferretti extasiado, los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León pasaron por encima de Monarcas Morelia; el equipo michoacano continúa arrastrando el prestigio y los felinos demostraron su mejor rostro en el Estadio Morelos. El desconcierto defensivo de los locales se reflejó en el marcador; un balde de agua fría para Comizzo y compañía.

El 5-1 en favor de los universitarios es el fiel testimonio de la contundencia del visitante. Una pizca de fortuna, acompañada del buen accionar ofensivo, bastó para anotar media decena de goles en casa de un desangelado monarca. Joffre Guerrón hizo de la parcela derecha una avenida y por dicha vía negoció el primer gol regiomontano.

Guerrón desbordó en los linderos del área; centró con potencia y el balón fue rechazado por el guardameta. La esférica se estrelló en la humanidad de Luis Cardozo, defensor purépecha, y el primer tanto cayó casi por casualidad. Al 29′, Depetris empató los cartones con un preciso remate de cabeza. La pelota se anidó en las redes y el argentino corrió a la línea de fondo para celebrar con una ‘selfie’; la fotografía fue un mal augurio con fatídico resultado para la segunda mitad.

La única desatención defensiva de los Tigres subió al tanteador, pero con esa lección bastó para no volver a aflojar en la marca. Monarcas perdió la fórmula del ataque y fue anulado por los de Nuevo León; en la segunda mitad Darío Burbano se dio un festín y con dos asistencias más una anotación, inclinó la balanza a favor de su causa. Primero cediendo a Pizarro, luego centrando a favor del ‘Tito’ Villa, y al final, definiendo en el área chica.

Lee también   Xolos de Tijuana se interesa en dos centrales argentinos

Un disparo de larga distancia, un potente remate de cabeza y la correcta definición tras una desatención defensiva parecían sentenciar un encuentro que durante la primera parte parecía parejo. La cereza en el pastel la puso Damián Álvarez; tras pase largo de Guerrón, enfrentó en mano a mano a Carlos Felipe Rodríguez; venció al arquero y puso cifras definitivas al marcador. La cuarteta arbitral añadiría cuatro minutos que no cambiarían la historia fraguada por los del ‘Tuca’, quien sonrió como nunca tras un resultado atípico.