Por la fecha 17 del Clausura 2013, Tijuana vence 4-0 a Chivas con goles de Duvier Riascos, Bruno Piceno, Fidel Martínez y Ríchard Ruiz.

El partido arrancó con un ritmo semi-lento, de golpe en el centro del campo y paseo de balón sin sentido. Fue apenas a los 7’ minutos cuando llegó la primera oportunidad clara de gol, para Chivas. Miguel Sabah entró con ventaja al área y, tras hacer un recorte dentro de ésta, el de Quintana Roo acabó sacando un derechazo que Cirilo Saucedo desvió para que la redonda terminara por estrellarse en el travesaño. Cerca Guadalajara, pero hasta ahí.

Seguido a la aproximación de Sabah llegó un dominio tijuanense; posesión de balón y coqueteo con el área rival, pero hasta ahí, nada claro. Sin embargo, Xoloitzcuintles puso la primera rayita a la pizarra al minuto 20’. Luego de un saque de banda, Richard Ruíz alcanzó a sacar un centro pegado a la línea para que Bruno Piceno, canterano rojinegro, sacara una volea de pierna derecha para abrir el marcador y de pasada estrenarse como goleador en la Primera División.

Trece minutos después llegó el segundo de la noche. La Culebra aprovechó un balón largo, y estando mano a mano frente a Michel sacó un disparo de parte interna con toda la calma del mundo para colocar el 2-0. Con muy poco, Xolos acababa con unas paupérrimas Chivas.

La cosa no acabó ahí. Chivas tenía un pachangón en la zaga con Reynoso y compañía, y el frente de ataque canino simplemente aprovechaba los espacios otorgados por los rojiblancos. Corría el minuto 41’, Fidel Martínez cedió la de gajos a Duvier Riascos desde el costado izquierdo para que éste metiera un pase con ventaja a Richard Ruíz, quien, tal y como el colombiano anteriormente, se encontraba totalmente solo frente a Luis Michel; Ruíz acabó por colocar su disparo pegado al poste derecho, firmando el 3-0. Y habría más.

Lee también   Toluca 3 - 1 Monterrey

El cuarto cayó a instantes de culminar la primera mitad. Richard Ruíz sacó un centro desde la derecha que el meta visitante intentó despejar de un manotazo, sin embargo su rechace quedó en el área y terminó por caer en los botines de Fidel Martínez. El colombiano, sin volverse loco, tiró una vaselina justa para perforar una vez más la meta tapatía y colocar el cuarto tanto del encuentro.

La segunda parte fue puro trámite. Incluso Tijuana pudo hacer dos goles más antes de los diez minutos del segundo tiempo, pero sin la compañía de la diosa Fortuna y un error del silbante acabaron por evitar un marcador más abultado de lo que fue. Chivas tuvo lo suyo, pero pocas veces pudo realmente causar miedo en la portería de Cirilo. Así, ambas escuadras se despiden del campeonato, ambos sin Liguilla, pero Xolos seguramente llegará motivado a su compromiso de Libertadores el próximo 14 de mayo ante Palmeiras, en Brasil.