Por la fecha 2 del grupo 1 en la Copa Libertadores, Nacional vence 3-2 a Toluca con un doblete de Vicente Sánchez y otro de Iván Alonso. Para los Diablos Rojos anotaron Luis Tejada y Édgar Benítez.

Ni el guión más cruel y perfecto escrito en contra del Deportivo Toluca, se asemejaría a lo sucedido esta noche en la Bombonera. Al equipo de Enrique Meza lo hirieron y luego, sobre la misma herida, le echaron su buena dosis de limón.

¡BUUU!

El inicio estaba envuelto con el morbo y la espectativa de seguidores -y no seguidores- ante el regreso de Iván Alonso y Vicente Sánchez, sobre todo del primero por su ya conocida historia de «corazones rotos». No hubo sorpresa, al menos en el inicio ya que por cada pelota que tocaba el uruguayo, el abucheo ensordecedor de todo la gente se apoderaba del Nemesio Diez.

Nacional no tuvo piernas ni cerebro en la primera mitad y Toluca fue ampliamente superior. Su dominio fue reflejado al minuto 21 cuando Marvin Cabrera centró por la derecha y Luis Tejada apareció para poner el primero y, de paso, terminar su sequía goleadora. Parecía que el trámite del partido iba a ser completamente en favor de los locales, que aquella hazaña la semana pasada en Buenos Aires, se iba a extender como algo constante. Pamplinas.

OTRO NACIONAL.

Gustavo Díaz sacó la varita mágica en el descanso y otro Nacional salió en el complemento. Apenas iban dos minutos cuando apareció el ingresado De Pena para mandar un centro por abajo sin peligro alguno al área escarlata. Sin embargo, apareció Alfredo Talavera y, tan inexplicable como espectacular, le puso una asistencia digna de Zidane a Vicente Sánchez quien sólo tuvo que empujar la pelota a las redes. Dolía el empate y más porque el auto de la anotación fue una de las leyendas del equipo. Pero -pobres ilusos- lo peor estaba por venir.

Lee también   Tigres rescata empate ante Santos

Ante la presión del visitante, Enrique Meza mandó a la cancha a Sinha y Édgar Benítez (seguramente los dejó en la banca por ser un partido «accesible»). La respuesta fue inmediata y, tras gran asistencia de Lucas Silva, el Pájaro puso el segundo al ’50 con una bonita definición venciendo a Bava.

CORAZÓN VALIENTE.

Todo mundo pensaba que Toluca ya tenía el partido en el bolsillo pero entonces vino el factor espontaneo que tiene el fútbol, ese que nos maravilla o nos asesina. En tres minutos Nacional dio vuelta el partido y con propina incluída. Al ’53, Albín cobró un tiro libre que se escabulló en la barrera de los rojos, quedándole a modo a Vicente Sánchez quien no perdonó nuevamente. Por segunda ocasión también, el ex América no celebró su gol.

Luego, cuando ni se terminaba de preguntar que qué había pasado la gente en el Nemesio Diez, Albín filtró un balón a Iván Alonso tres minutos más tarde y, pa’ que duela con ganas, el uruguayo marcó el tercer y definitivo gol con una definición catedrática. ¿Podría ser peor? Sí. Alonso fue y lo festejó ante la afición.

Toluca intentó al menos empatar, pero no pudo. Nacional se fue sintiendo cada vez más cómodo a pesar de que el equipo de Meza tuvo dos claras, al ’63 tras una gran jugada individual de Sinha que desparramó a medio equipo visitante pero su remate fue directo a Bava, y al ’77 cuando Scotti sacó en la linea un disparo de Novaretti.

Nacional llega a 4, Toluca se queda con 3 y con el orgullo lastimado, o más bien, con el corazón roto.

Toluca: Talavera, Cabrera (Sinha ’50), Gamboa, Rodríguez, Novaretti, Báez (Benítez ’46), Ríos (Wilson Tiago ’67), Lucas Silva, Tejada, Esquivel, Flavio Santos.

Nacional: Bava, Scotti, Álvarez (De Pena ’40), Cortés, A.Romero, Núñez, Albín, Damonte, S.Romero (Arismendi ’64), Sánchez, Alonso.