Tottenham ganó por primera vez en Old Trafford desde hace más de dos décadas. Juegazo de 2-3 contra un United que también mostró mucho de su mejor repertorio.

Villas-Boas lo festejó como pocas veces cuando el árbitro pitó el final. No era para menos, pues los Spurs no sacaban el triunfo de ese estadio desde hacía 23 años.

Desde el minuto 2′ la visita ya ganaba.

El segundo, de Bale, fue el mejor. Al 32′ se mandó una carrera inalcanzable, Ferdinand sólo lo persiguió inútilmente, y el galés de derecha cruzó su disparo.

Rooney entró para el segundo tiempo y cambió a su equipo. Junto con Scholes fueron pieza clave en los rojos. Wayne al 51′ centró desde la derecha y Nani remató frente al arquero para descontar.

Y justo en ese momento cuando parecía que el United regresaría, Tottenham liquidó. Al siguiente minuto, en contragolpe, luego de un tiro y rechace corto de Lindegaard, Dempsey sólo llegó a empujar para el 1-3.

Dos minutos después Van Persie filtró para Kagawa y el japonés giró excelente para luego cruzar suavemente su definición y dejar el 2-3 final.

Rooney reventó un tiro libre al poste, y luego otro remate también acariciaría el marco, pero United ya no pudo empatar. Se fue con todo al frente la última media hora, pero Friedel también tuvo mucho qué ver.

Javier Hernández entró por Ferdinand al 92′, pero poco o nada intervino.

Ahora Tottenham es quinto de la tabla con 11 puntos, a uno del City y United, a dos del sublíder Everton y a cinco del Chelsea.

Manchester United: Lindegaard; Ferdinand (Hernández 90+2′), Evra, Evans, Rafael; Carrick, Giggs (Rooney 46′), Scholes, Nani; Van Persie, Kagawa (Welbeck 79′).

Lee también   Van Gaal propone a Giggs como próximo entrenador del United

Tottenham: Friedel; Gallas, Vertonghen, Walker, Caulker; Lennon, Dempsey (Sigurdsson 70′), Dembélé (Huddlestone 84′), Bale; Sandro, Defoe (Dawson 90+3′).