Fernando Torres, además, recuperó el gol. El delantero español ha acabado este sábado con 1035 minutos de sequía en la Premier League tras conseguir el cuarto y último tanto en la visita del equipo londinense al Aston Villa.

Con el equipo local volcado buscando el empate en el descuento, Daniel Sturridge cazó un balón al contragolpe y condujo unos metros antes de ceder a Fernando Torres, que cruzó con un potente derechazo la pelota para finiquitar el partido.

Cinco meses pasó el español sin marcar ni un solo gol con la camiseta del Chelsea. Primero acabó su sequía con un gol en la FA Cup contra el Leicester, y este sábado ha llegado el turno para ver más de mil minutos después un gol de Fernando Torres en la Premier League.

Lee también   El Chelsea sueña con Pep