Inter
Rodrigo De Paul se encargó de anotar el 2 a 1 desde los 11 pasos.

El Udinese terminó con el invicto del Inter de Milán, en el Giuseppe Meazza, y de paso le entregó el liderato al Napoli.

El Inter culminó una semana llena de dudas. El pasado martes, 12 de diciembre, los nerazzurris tuvieron que sufrir en los penales para vencer al modesto Pordenone, aunque no usó a su equipo de gala.

Sin embargo hoy recibía al Udinese, esperando una victoria que lo mantuviera en la cima de la Serie A, sin importar los resultados que se pudieran dar en el resto de juegos de la jornada.

Las cosas no empezaron bien para los locales. A los 13 minutos, Kevin Lasagna solo tuvo que empujar una pelota que había recuperado Widmer, para poner el 1 a 0.

No obstante, El Inter logró reponerse rápidamente. Menos de un minuto después, el argentino, y goleador, Mauro Icardi, puso el empate, llegando así a 17 goles en 18 juegos.

Ese gol le cayó bien al Inter que se volcó totalmente al ataque, buscando darle la vuelta al marcador. Estuvo cerca en varias oportunidades, pero la suerte no estuvo de su lado y al finalizar el primer tiempo el electrónico indicaba que el empate permanecía.

En el complemento, el equipo dirigido por Cosi Oddo se replegó buscando salidas rápidas en el contragolpe. Su estrategia funcionó a la perfección y en el minuto 56, con la ayuda del VAR, el central del compromiso sancionó un penal que, el argentino Rodrigo De Paul transformaría en gol.

El Inter nuevamente se fue encima de su rival, pero entre el palo y el portero Bizzarri, se encargaron de mantener la diferencia.

Lee también   Barcelona ofrecería "contrato de por vida" a Lionel Messi

Para los locales todo se acabaría en el minuto 76 cuando Antonin Barak hizo efectivo un contragolpe de los “friulani” que pondría el 3 a 1 definitivo en el marcador.

Con este resultado, el Inter bajó a la segunda casilla, por detrás del Napoli que ahora es el líder con 42 puntos, dos más que el equipo de Icardi.