El egipcio Mohamed Salah se vistió de gloria en la fría noche de Anfield, anotando un poker (asistió a Firmino en el 3ero) en la goleada de Liverpool (5-0) frente al Watford. Los Reds retoman la tercera casilla y Momo Salah se transforma en el máximo artillero de la Premier League.

No tardaría mucho en ponerse en ventaja el Liverpool. Un inspirado Salah, iniciaría una actuación digna de Messi.

Salah

Su primer gol llegó apenas a los 4 minutos, cuando tras pase del senegalés Sadio Mané, Salah literalmente gambeteó y sentó al uruguayo Britos y fusiló al golero griego Orestis Karnezis por bajo. Desde el arranque, los de Klopp mostraron su ferocidad ofensiva a los Hornets que sufrirían el frío y el partido de Anfield.

El Watford del técnico español Javi Gracia, intentó adelantarse y generar ocaciones, disputanto la pelota. Pero antes del entretiempo, el escocés Robertson centró y Salah volvía a convertir. Derrumbado anímicamente, Watford sintió el poder de fuego del egipcio en ambos extremos del primer tiempo.

Salah

La segunda parte empezó como había comenzado la primera, con un Liverpool avasallante y un Watford desorientado. Esta vez era Salah quien ponía el centroFirmino de taco convertía el tercer gol. A falta de 30 minutos, el partido estaba sentenciado y la nieve se hacía presente en la mitad roja de Liverpool.

Salah

Aunque Salah creyó conveniente seguir su espectáculo goleador. Del atacante egipcio fueron el 4to y el 5to tanto. El ex Fiorentina y Roma fue indetectable para la zaga del Watford, que pedía el final para no tener que soportar más recortes y goles de Mohamed.

Salah

Con un equipo de Jürgen Klopp demoledor y vertiginoso, el árbitro terminó una lucha desigual. El Liverpool retoma la tercera plaza de Premier League y Salah se distancia como el goleador del campeonato inglés.

Lee también   Gareth Bale, elegido mejor jugador del año en la Premier League