¿Quién dijo que las viejas no saben lo que quieren? Una con forma de equipo de futbol lo sabe y vaya que lo demuestra.

A menudo escuchamos que las «viejas» no saben lo que quieren. Pero hay una que sí y su nombre es Juventus. Mientras que hay equipos que juegan para no perder, la Vecchia lo hace para ganar y así lo refleja con el futbol que practica. Definitivamente Conte le ha dado vida a la Juve con un estilo de juego que agrada y explota el talento individual para elaborar juego de conjunto.

Con la clara idea de que los partidos se ganan con goles, Juventus los buscó desde el inicio del partido. Su intención rápido encontró premio, pues a los seis minutos Giaccherini abría el marcador. No conformes con esa anotación, los jugadores de la Vecchia se aferraron a conseguir otro y su deseo surtió efecto con una pincelada artística de Alessandro del Piero. Un jugador del calibre de Pinturicchio necesita solamente de un balón, de un instante con el esférico para darle sentido al futbol. Del Piero hizo un golazo al minuto 30′ y, además del obsequio de talento, ponía las cosas 2-0.

El segundo tiempo transcurrió al ritmo de Juventus. Roma simplemente no existió. Contrario a los de Turín, la Loba jugó con desorden, sin idea y con cero ambición. Una muestra de lo mal que jugaron los romanos se vio con Lamela, quien se hizo expulsar al patear a Chiellini; no se encontró en la cancha y se desesperó. Por otra parte, Totti lució desangelado al ver resignados a sus compañeros y para su colmo de males salió de cambio cuando era el único elemento de Roma que tocaba el balón. Ya con 10 hombres en la cancha y sin Totti, Roma fue víctima de un paseo por parte del rival. Al final del encuentro cayó el 3-0 definitivo gracias a un autogol de Kjaer.

Lee también   Cristiano Ronaldo: "No creo que los madridistas estén llorando"

Finalmente, sería ingrato no darle reconocimiento a dos jugadores vitales en la ofensiva de la Vecchia, Pirlo y Estigarribia. El italiano es un privilegiado del toque, posee una visión de campo amplia y una capacidad de pensamiento para decidir la jugada que lo hace ver como un mariscal sin defecto alguno. Por su parte, Estigarribia es todo pulmón, irreverente, pero también cuenta con aptitudes para desequilibrar a la defensa adversaria, así como para construir juego ofensivo a partir de la zona defensiva.

Juventus avanza a semifinales de la Coppa Italia con autoridad y con base en un futbol de primer nivel.