En un partido que aparentemente tenía perdido, Veracruz reaccionó para empatar 2-2 con Altamira.

En lo que apuntaba a ser otro encuentro triste del Veracruz, los Tiburones recordaron que tienen orgullo y remontaron un marcador adverso de dos goles, anotaciones que parecían lapidarias. Altamira se puso al frente al 19′ con gol de Hugo Rodríguez e incrementó su ventaja al 27′ con tanto de Nacho del Moral.

Cantada estaba la debacle para los escuales, pero sacaron la casta para irse al ataque y al 39′ Mauricio Romero acortaba las distancias. Tan aferrado estaba el propio Romero por buscar el empate que lo consiguió apenas iniciado el segundo tiempo. Ya con el 2-2, Veracruz insistió en la portería enemiga, sin embargo el arquero García impidió la voltereta. Y la evitó con atajadas al hombre más peligroso del partido, Mauricio Romero.

Un 2-2 final que no le sabe tan amargo a los jarochos y que deja mal sabor de boca a Altamira, pues de tener el triunfo en la bolsa terminó pidiendo el tiempo.

Lee también   Otra víctima del VAR: Fidel Kuri multado