Wolverhampton remontó para ganar un poco de oxígeno

Foto: Twitter @WolvesEspanol

Adama Traore inició la remontada del Wolverhampton ante el Brighton (1-2), sellada en el último minuto con el gol de Morgan Gibbs White, en la trigésima cuarta jornada de la Premier League.

Era un partido irrelevante en la competición con dos equipos con la permanencia asegurada aunque los visitantes necesitan aún dos puntos para asegurarla matemáticamente, fue el conjunto de Nuno Espirito Santo el que venció y se reencontró con el triunfo.

Fue clave el internacional español que saltó al campo desde el banquillo a la hora de juego cuando los wolves tenían el marcador en contra desde el cuarto de hora inicial con el gol de Lewis Dunk.

La situación cambió tras el descanso. El español marcó el empate y en el último minuto Morgan Gibbs White anotó el gol del triunfo del Wolverhampton.

Lee también   MNC 4-3 WOL | Ahí Te-vez United