Destacándose la actuación de Diego López, Zaragoza y Real Madrid empatan a un gol en La Romareda.

Los primeros 30 minutos de partido fueron exclusivos del Zaragoza. Dominando al Real Madrid con anticipaciones, llegadas y motivando a los merengues a defenderse con base en pelotazos, el equipo maño se plantó de tú a tú al rival. Incluso obligaron a Cristiano Ronaldo a colaborar en zona baja.

Muy temprano en el encuentro Zaragoza puso a temblar al Madrid. Tras haber desperdiciado una clara, Rodri enmendó su falla con el gol que puso en ventaja a su escuadra al 6′. A partir de ese momento todo el futbol era generado por los locales. Sin embargo, y pasada media hora, los merengues se atrevieron a ir al frente. Los maños salvaron una en la raya, Jiménez atajó una cantada de Essien, pero ya no pudieron ante otro pelotazo que terminó en los botines de Higuaín, quien tocó a Cristiano Ronaldo para que el portugués emparejara los cartones al 38′.

Todavía antes de irse al descanso, Zaragoza volvió a la carga y encontró dos disparos que fueron enviados a la figura del arquero López. Reiniciándose las acciones en la parte complementaria, Real Madrid salió con deseos de darle un giro a las cosas. En jugada de toques, Cristiano ingresó al área para toparse con una gran atajada de Jiménez, acción doblemente salvada luego de que el poste evitara el gol de Marcelo en el rebote.

Posteriormente el ritmo se tornó ríspido, sin complacencias, evidenciado con el fluir de tarjetas amarillas mostradas por el silbante. Aún así Zaragoza intentó romper la hostilidad e hizo figura a Diego López, que con dos grandes paradones puso candado a su puerta tras remates de Postiga.

Lee también   ¡Gracias, Florentino!

De esta manera en un partido reñido, el arquero merengue terminó siendo factor primordial para que Zaragoza y Real Madrid repartieran puntos.