El Ganador del Rincón Sapiens fue Javier Moreno con «La Copa Rota» Disfrútenla.

la copa rota nota.1Esa noche Wences Puente no podía dormir y salió a tomarse un trago al bar del pueblo. Su cabeza divagaba mientras sorbía de su copa, en la rockola del bar sonaba una canción que le hería: Aturdido y abrumado, por la duda de los celos, se ve triste en la cantina un bohemio ya sin fe. Con los nervios destrozados, y llorando sin remedio. Como un loco atormentado por la ingrata que se fue…”La letra de la canción hace que una lágrima de tristeza se mezcle con su furia, no entiende los entresijos que la vida pone frente a él.“Me importa poco que sea la final ese maldito me la va a pagar… ¿¡Cómo pudo!?…no vale la pena…o mejor dicho: Es lo único que realmente vale la pena. “, dijo para si mismo.Toma su trago y siente como la sed de venganza no se calma, sus ojos vidriosos ven a la nada, como buscando un atisbo de esperanza en una foto en la pared del bar, una foto donde él aparece, la foto del orgullo del pueblo: Los linces el equipo de la fabrica donde Wences trabajaba de supervisor de torno, el equipo que siendo amateur tenia la oportunidad ese fin de semana de subir a la tercera división profesional, equipo donde era puntero izquierdo y su amigo Juan Terrazas era central y capitán“Los Linces, también valen la pena”, murmuró.Se levantó de su silla, puso otra moneda en la rockola y pidió otra copa.“Mozo, sírveme en la copa rota, sírveme que me destroza esta fiebre de obsesión. Mozo, sírvame en la copa rota, quiero sangrar gota a gota el veneno de su amor.»File_20111041312222Viernes, tres de la tarde, el tornero Juan Terrazas no puede pensar en su trabajo, lo hace mecánicamente, la línea de producción de repente se difumina y aparece frente a él el verde de un campo de primera división“Los Linces estaremos en el Azteca algún día”, piensa.Hay mucho ruido pero él solo piensa en el día de mañana, el sábado de gloria, el sábado que le espera donde guiará a los suyos, se sabe importante; es el capitán y sabe que la capitanía se la ha ganado a cada grito, a cada regaño, cada vez que intimida a los delanteros con sus mañas y por el miedo que inspira a los árbitros.“Acá soy nadie, un pinche tornero muerto de hambre, en el campo lo soy todo, soy un Suarez, un Verón, un Márquez…no un Márquez no, yo sí soy de huevos.” piensa y respira orondo.Detrás de él pasa su jefe, también su amigo y compañero de equipo, el puntero izquierdo, zurdo natural de buen regate y mejor centro, poco trabajador en defensa pero muy incisivo al frente, de repente hace uno que otro gol, pero lo suyo es la gambeta, recibir faltas y aguantar…y ser un jefe de trabajo odioso.— “Ese mi Terry, hoy salimos temprano porque mañana es la final, así que apúrate a sacar tu producción. Si no fuera por mi ya te hubieran corrido porque eres un huevón, apúrale.” Le sonríe con desprecio.— “Claro, Wences”“¿Huevón yo?” —Piensa— “si aquí hay alguien que es flojo, ese eres tú, maldito lucido, que nunca bajas a ayudar a tu lateral y nunca te sacrificas. Siempre luciéndote, aquí en la chamba y allá afuera. Pero en el campo yo soy tu capitán, soy el jefe, la estrella soy yo, llevo más goles que tú y eso que soy central…soy mejor que tú en el campo y también en la cama, pregúntale a tu esposa, pregúntale a Vanesita.”Wences se aleja mientras murmura para si mismo “si no fuera por el partido de mañana aquí mismo te mataba, pero debo esperar. Tú y Vanesa van a enterarse de quien soy”. A cada paso la furia se transforma en desconsuelo y se pregunta “¿Por qué Vanesa? ¿Por qué con él?”Investigation Discovery3Sábado doce del día, la cal marca los límites donde Terrazas es el amo, donde es el capitán temido. El campo de los Linces, lugar donde se igualan torneros y jefes, mensajeros y directivos, el campo terroso de los sueños de una fabrica.Inicia el segundo tiempo, después de un aburrido primer lapso, marcador de cero a cero y pocos tiros a las porterías. Wences no ha podido hacer su juego, solo ha pensado en Vanesa y Terrazas, su mente viaja a momentos felices con ella: Una noche de cine, una fiesta bailando y tantas cosas triviales que lo hacen sufrir de añoranza, ya no espera nada, ni una palmadita en la espalda, ni palabras de empatía, solo quisiera meter el gol del triunfo, eso paliaría su dolor un poco.Mira a la grada y ahí esta Vanesa con el vestido rojo de la suerte, ese vestido rojo que lo remite a momentos de dicha “¿Me vino a ver a mí o al capitán?” Se pregunta con sorna mientras el balón pasa a un lado de él sin que pueda reaccionar.La furia hace que este al borde de la roja agrediendo a sus contrarios una y otra vez.El partido ha sido trabado, Terrazas ha sido figura defendiendo; incluso sacó una pelota de la línea de meta ya con su portero vencido. Wences ha estado perdido, dubitativo, no ha hecho ninguna jugada.Minuto 43 y córner a favor de los Linces, Terrazas se acerca al técnico y le dice que saque al puntero izquierdo“Oye, Fabio saca al Wences, esta perdido, no esta en el partido, nos vamos a tiempos extras y esta a punto de la roja”El técnico, que es el gerente de la planta, sabe que no hay quien conozca mejor al equipo que Terrazas accede y pide el cambio. Wences sale molesto y entra Pedroza, el conserje de la plantaWences sabe que ha sido su amigo traidor que no solo lo ha traicionado con su esposa, ahora le quita la posibilidad de jugar el partido de su vida: Él ordeno el cambio.Terrazas va al frente en el tiro de esquina, pide el balón al manchón penal, el tiro de esquina se ejecuta y Terrazas se levanta en lo mas alto, el defensa contrario se ve rebasado, y lo jala de la camiseta. El arbitro marca penal; es el minuto 45. El Penal lo ejecutara el tornero, el empleado de bajo rango, el sin estudios, el huevón que tiene trabajo gracias a Wences, lo ejecutara Terrazas, el central de una pieza.El árbitro ha dicho que se cobra el penal y se acaba el partido. El ejecutor ni siquiera pestañea, ha trabajado toda la temporada para esto, voltea de reojo a la banca, todos son un manojo de nervios, excepto Wences, su amigo, su jefe; él esta hundido en la banca, mirando hacia la nada “¿Qué le pasara?, ¿Sabrá lo de Vanesa?”, se pregunta.Respira profundo y se concentra, ya no hay nada mas en el mundo que él y la portería, ya no hay ruido, se ha concentrado al máximo, no hay mas que él y el tiro cruzado fortísimo que engaña al portero que se lanza al lado contrario, el tiro que besa las redes, que desata el júbilo, que hace que la tierra del campo se levante en una polvareda al momento que se pita el final del partido, uno a cero a favor de los Linces. El polvorín de felicidad.Todos están extasiados, menos Wences, que desde el fondo de la banca mira con cólera el triunfo particular de su capitán, de repente saca un metal brilloso de su maleta, camina rápidamente donde su equipo festeja, donde el pueblo entero invade la cancha de felicidad, camina donde está su capitán alzando la copa, el ruido es ensordecedor, todo el pueblo festeja, se mete entre la multitud que arropa y carga a Terrazas y de repente su mano, sin que lo razone su cabeza entierra ese metal afilado en el costado izquierdo del cuerpo de su amigo, luego otra y otra y otra vez… se salpica todo de sangre…la multitud corre confundida, nadie entiende nada, la copa que los acredita como campeones cae de las manos del capitán y se rompe.Terrazas cae fulminado, su mirada se nubla, poco a poco se le va la conciencia, la sangre corre sobre la tierra, el cuerpo tirado se aferra a la vida y trata de hablar algo con su amigo pero solo se oye un balbuceo, estira la mano, todo es inútil, su cabeza pierde la fuerza y un hilito de sangre sale de su boca, se le rompe la vida.Y se rompe también Wences “Ya no tenemos capitán”, se lamenta mientras la gente se abalanza contra él y a lo lejos se ve Vanessa que con su bonito vestido rojo se acerca corriendo.

Lee también   Ganador del Rincón Sapiens: Hugo Solorzano

En el campo polvoriento el cuerpo sin vida del capitán, el cuerpo sin alma del extremo y un riachuelo de sangre que corre y mancha el trofeo recién ganado, que mancha esa copa rota.

http://credit-n.ru/zaymyi-next.html http://credit-n.ru/zaymyi-next.htmlОформить и получить займ на карту мгновенно круглосуточно на любые нужды в день обращения. Взять мгновенный кредит онлайн на карту в банке без отказа через интернет круглосуточно.