Excelente el texto de Ilshe Marco Meszck que resultó ganador del Rincón Sapiens de esta ocasión. Una visión extraordinaria en el camino de la Naranja Mecánica en sus mundiales más significativos.

(Voetball is Pas Totaal Als je Wint-El Futbol no es Total sin Victoria)

Llegaste un día de la nada, nadie te esperaba, ¿De dónde dices que Vienes? ¿Eso existe? ¿A quien le ganaste? Eso no te importó, nada te importaba, venías a causar una revolución, a hacernos soñar, a reemplazar a Pelé ¿Cierto?

Te plantaste en Hannover ante un campeón del mundo, no tuviste miedo, diste la sorpresa, todos atacaron, todos defendieron, todos tocaban la pelota perfecto, todos se ubicaban, un toque y ya la soltabas para tu compañero, dinámicamente aplastaste a los celestes, hiciste las mejores diagonales y Johnny hizo su magia.

No conforme, seguiste devorando rivales, te diste el lujo de anotarte en propia puerta sólo para ver que sería tener goles en contra. Todos especularon, pero nadie apostaba por ti, nadie te puso en el podio. Ni cuando tu F14CO hizo el gol del mundial, ni cuando le anotaste cuatro a la albiceleste, ni siquiera cuando venciste a los otros anfitriones te creyeron, ¿por qué lo harían? ¿tú para que querías credibilidad? Tuviste que ganarle a los cariocas, dejarlos en blanco, ganarle al campeón siempre deja un buen estigma, y tú lo lograste, con ataques rápidos, con diagonales directas, con efusividad, Totalmente los dejaste en el suelo.

Llegaste al partido grande, con tu Totalidad como estandarte, con el mejor técnico del mundo como creador, el mejor jugador como guía, con R15 como el ejecutor de poder, con Johnny como el corazón, con una nación en cautiverio. En frente estaban ellos, los enfermos por la victoria, los locales, el Kaiser el brazo vendado, el Bombardero de la nación, el rival odiado, el otro Balón de oro.

Jugaste y deslumbraste, bailaron a tu son, es más, no tocaron la pelota antes de que anotaras, nos pusiste en la cima, el F14CO caía, el ejecutor dudaba en hacia donde tirar, cerró los ojos y mandó un riflazo por el centro, la mitad callaba, la mitad gritaba, tenías la Totalidad del triunfo en tus botas. Pero, siempre pasa algo, la injusticia del cielo, no era falta, él lo sabía, tú lo sabes, yo lo supe, aún así, el empate se dio, perdiste el control, caíste en tu propia desesperación, te desconcentraste, Totalmente dejaste de lado la magia y tu creador no te calmó. Llegó el bombardero, media vuelta y el pragmatismo le ganó al romanticismo, el fuerte y malo venció al pequeño y astuto. Tú seguías pensado en el árbitro que te estafó, en el Trece de la mala suerte, en el Kaiser que bloqueaba a tu mago, y entre intentos desesperados tuyos y suerte de ellos, llegó el final, ellos, los locales, alzan esa copa dorada por primera vez, y tú te quedas suspirando. Fuiste la mejor, fuiste la que más gustó, nos hiciste sonreír de nuevo, eliminaste la fatalidad del futbol, nos enamoraste y conseguiste un nombre alto en aquello que más amas, y no fue necesario ganar nada…

(Bloed Oranje-Sangra Naranja)

Regresaste, ¿me extrañaron? Preguntaste, yo hubiera dicho sí sin dudarlo, pero mis padres no se conocían. Regresaste tú, pero faltaba algo, en el aire se notaba que no había creador, no había Capitán, el no fue por defender sus creencias, por que Videla secuestró al país anfitrión, pero no su espíritu rebelde holandés, realmente, nadie lo ha hecho ni lo hará nunca. Aún así, tenías al ejecutante como tu mayor arma, seguía Johnny y seguía Krol, y seguías siendo hermosa, seguías siendo Total.

Pasaste con problemas, pero recordaste quien eras a la hora buena, te salvaste y llegaste a la antesala, te vengaste de tus enemigos, de los que frustraron el sueño tuyo y de millones, y los sacaste de la copa, quitaste un par de estorbos del camino y regresaste en plan grande al partido grande. Pero, otra ve había un local en frente, y esta vez, un local que le metió seis goles al equipo al que tú no le ganaste, u técnico filósofo, un local tan favorecido que intimidaba, un equipo tan apoyado como la Italia Fascista de hace cuarenta y más años.

No te importó, jugaste como sólo tú sabes, les quitaste la pelota, te arriesgaste, y pecaste de ingenua cuando el tipo tirado la mandó filtrado para el sujeto parado quien paso dirigido al mejor colocado quien la tiró pegado, y de un pincelazo, te “Mató”.

Seguiste Total, luciste tan llamativa como tu uniforme, generabas, y fallabas ¿Qué es lo que te pasaba? Quizás fuera su maldición por desampararlo y aceptar ir a Argentina, pero, tú no tienes la culpa, clasificaste, jugaste mejor, no lo puedes negar. Después, te cansaste de fallar y nos diste una pincelada de Totalidad, el banquero anotaba, les metías miedo a tus fantasmas, ahora cambió el guión, tú viniste de atrás, y ahora fue el jugador más frío de todos, al que no le importaba, el que estaba seguro de que iba a ser gol, el que prefería vender flores a jugar. Todavía tuviste la oportunidad, y el palo te negó una copa que se hubiera cubierto de sangre Naranja.

Lo alargaste, llegaste a lo último, con corazón, con dureza, con la respiración agotada de tus niños. Tus piernas estaban fundidas, y aún así diste batalla, hasta que él llegó, con la suerte de su lado, y metió un gol que te rebotó, le rebotó, e rebotó, nos rebotó, volvía a Matar con el sello de la casa, rispidez, fuerza, suerte y voluntad. Todavía no acabó su guión, volvieron a destrozarte, otra vez con rebotes, otra vez con voluntad, otra vez con Videla aplaudiendo. Esta vez tuvieron más fuelle, su sangre azul pudo más que la tuya Naranja. Quizás te amenazaron de muerte, quizás te ganaron los nervios, quizás fue por ÉL, quizás tuvieron más suerte, perdiste, pero lo diste todo, hasta el último de tus malditos momentos lo diste todo. Así diste tu corazón en el juego, así empezabas con tus complejos autodestructivos…

Lee también   Ganador del IV Rincón Sapiens: Manuel Guevara

(Mooi Verliezen, Is Toch Verlizien-Una Hermosa Derrota, Sigue Siendo Una Derrota)

¿Dónde estuviste durante veinte largos años? Pensé que te habíamos perdido, es más, la gente dejó de creer en esto. Te vas por veinte años, permites que Italia sea campeona, que un Gordo te robe la magia, que tu eterno Rival vuelva a la cima ¡con el Kaiser en la  dirección!, permites que Brasil regrese de su letargo, ¿Y esperas que te sigamos alabando? Maldita, tienes tanta suerte.

Comienzas sin convencer a nadie, más de lo mismo, en el Mundo siempre nos decepcionas. Meterle cinco goles a selecciones menores no es nada si dejas que México (El que formó Menotti) te empate en el último segundo, ya nadie te cree, ¿a quien quieres engañar? ¿Por qué no pierdes de una vez y nos ahorramos la novelita?

Tienes a los mejores, tienes a medio Barcelona en tus filas, tienes al hombre de hielo, al Búho, al Pitbull, a los hermanos, a tu Pantera, al Correcaminos haces cosas sorprendentes y haces que regresemos a ti, volvemos a creer que emularas lo conseguido hace diez años, consideramos posible tu redención, te vuelvo a querer cuando el Yugoslavo falla y parece que por fin tienes suerte, cuando Pitbull anota a medio segundo de final, entre un mar de piernas. Nos enamoras cuando repites la dosis de dramatismo y te vengas veinte años después, nada importó la reacción inmediata albi celeste, igual perdieron los Chés, igual con palos, igual con desconcentración, igual con tu poder, un juego hermoso, un gol hermoso de tu Hombre de Hielo a quien mantienes como Estandarte, y os mataste, no les diste media hora más.

¿Por qué siempre pones peros? ¿Por qué juegas un partido hermoso y espectacular, por qué vuelves a la magia contra Argentina? ¿Por qué le juegas tan bien a Brasil? ¿Por qué ilusionas con la remontada? ¿Por qué lo llevaste hasta Penales? ¿Te gusta que suframos? ¿Acaso es Eso? Espero estés contenta, pronto nadie creerá en ti…

(Oranje is de Kleur Van Gekte-El Naranja es el Color de la Locura. Van Gogh)

¡Lárgate, no te quiero volver a ver en mi vida! ¿No lo entiendes? ¿Crees que con ganar me tienes contento? ¿Crees que más Mecánico y menos Naranja me gusta? ¡La copa no vale si no la ganas Totalmente!, como nos enseñaste como nos enamoraste, por eso te amábamos, por tu frescura, tu irreverencia, tu alegría, por que eras la opción diferente, por que nunca cambiaste, ni aún cuando todo indicaba que era necesario.

Parece que la frustración te ganó, lo escuchaste durante más de treinta años y no creíste, que lo bonito nunca gana copas, “si quieres ganar, debes ser pragmático, ser infiel a tu estilo, serle infiel al F14CO y a San Marco, a la Pantera, al Hombre de Hielo” y patrañas, de esas, ¿por qué creíste eso? ¿No te das cuenta que tú eres tú, y Alemania es Alemania?

Ellos jugaron como tú, y tú como ellos, defraudaste y ganaste ¿Te parece paradójico? Espera un poco, llegaste sacando al Brasil de la Milicia, Bien. Sacaste al equipo sensación y te adueñaste de ese Título. Bien. Tú lo esperabas, yo lo esperaba, ellos lo esperaban, la revancha, cambiemos los papeles, ahora tú pones la magia, yo pongo la copa. Eso hubiera sido fantástico, hacer sufrir a los teutones, que ellos jueguen hermoso y tú los venzas sin lucir tanto. La final perfecta y tú alzando esa copa que siempre ganan ellos. Ahí no hubiera importado lo Total, lo Agradable, sólo la Venganza, la Locura que te rodea, la que me hace regresar siempre.

Cosa de locos, La Furia se saca un Final inédito, Adiós Alemania, Hola Paul Súper Estrella, usando lo mismo que hace 36 años te dejó en la orilla España se planta como favorita. Parece demencia la mía al apoyarte, y aún más la tuya al empezar pateando, cuando tu esquema debe ser respetar el fútbol lindo, darnos la final más bella de los últimos ochenta años. Se juntaron los dos esquemas para una final soñada, el toque largo contra el corto, el frenetismo contra la construcción, Van Gogh Contra Miró…

No nos diste alegría, hiciste más grande al capitán de la casa Blanca, lugar antiTú por antonomasia, quisiste jugar sin blaugranas y eso es de mala educación. Aún así, lograste sacar el empate, lograste quedarte a cuatro minutos de los Penales, donde ellos no eran tan claramente superiores. Pero perdiste la concentración, tú única carta en esta copa, dejaste la pelota en los pies de Gasparín de Fuentalbilla, y volvieron tus fantasmas,junto con Dani Jarque, los árbitros no sirvieron de nada, no sirvió patear, no sirvió anular el juego. Si nada de esto te sirvió ¿Por qué diablos no fuiste tú misma? Esa es la  venganza por tratar de aparentar lo que no eres, tú eres la Chica Linda, La Buena de la Novela, la que Siempre Encuentra al Príncipe Azul.

Te volviste loca, nos volviste locos… Y al final, ganó el pintor que siempre mantuvo sus dos orejas, el equipo que siempre mantuvo su filosofía, el que alegró, el feliz, el que tocaba, el Total, el Hermoso, el que buscó proponer. ¿Eso no te dice nada?

Vuelve a Sonreír, que tu siempre puedes ser campeona, estos Españoles sólo tenían esta, y nada más.