Están entre nosotros, conviven e interactúan todos los días en nuestras vidas, y así, con su ignorancia que da risa, desenvuelven un papel inevitable en el mundo de los deportes hoy y siempre; son los infames villamelones.

Antes que nada, solicito a los lectores no tomar de manera personal nada del contenido. Ahora bien, si a alguien le queda el saco… ¡Que se lo ponga!

Un buen villamelón nunca pierde, siempre tiene la razón y SIEMPRE tendrá un comentario inoportuno acerca del atleta, equipo, partido o deporte en cuestión.

Un buen villamelón no procesa por la mente lo que tiene que decir, todo lo hace de manera impulsiva, y sus palabras nunca son aprobadas previamente por algún juicio de objetividad.

Un buen villamelón tal vez no se sabrá ni 5 nombres de jugadores de “su equipo”, pero reclama tajantemente que “toda la vida” le ha ido a ese equipo y lo ha apoyado, hasta en los malos momentos.

Un buen villamelón siempre se colgará la medalla y flores cuando su equipo gana o sale campeón, pero cuando pierde, desaparece del mapa por completo, como si nunca hubiera existido.

Ahora bien, estas son puras generalidades, claro que hay niveles, unos más graves que otros, unos más nefastos que otros, etc. Es por ello que me gusta clasificarlos en unas cuantas categorías:

1. Villamelón nómada- dícese del villamelón que tiene un equipo en cada liga (México, España, Inglaterra, Italia, Alemania, Argentina) y para presumir que “su equipo” va bien, sólo hace comentarios respecto al equipo que vaya mejor en su respectiva liga, a los demás los ignora.

2. Villamelón “Coca-Cola”- Siempre presente en los grandes eventos. No sigue regularmente ningún deporte ni liga, pero cuando se acerca el Super Bowl, Serie Mundial, Liguilla, Playoffs, etc, aseguran que han seguido semana a semana dicha competencia y están enterados de todo y cada uno de los factores de las finales. Curiosamente, SIEMPRE uno de los equipos que llega a la final es su equipo. (Pueden ser tan graves que se compran el jersey del equipo en cuestión para que le crean).

Lee también   Ocho

3. Villamelón sin patria- Personalmente, el que más odio. Son las personas que aseguran tener mayor fanatismo por un equipo extranjero que por uno local.

Ejemplo: “Le voy más al Madrid que a las Chivas, le voy más al Barcelona que al Atlas, le voy más al United que al América”.

Muchas veces argumentando que la liga tiene mejor nivel y espectáculo. ¡Por el amor de Dios! ¡Supérenlo! Ninguno de ustedes nació en Barcelona, Madrid ni Londres. Son Mexicanos. Apoyen a sus equipos locales.

4. Villamelón conocedor- El que ve una vez a la semana Sportscenter ó Futbol Picante para tener tema de conversación al día siguiente con su compañero de trabajo que no es villamelón (Sólo repiten lo que dicen los comentaristas).

5. Villamelón burlón- El que sólo se dedica a jeringar cuando tu equipo pierde. Lo peor de todo es que siempre lo hace sin argumentos válidos. Es más, a su equipo le fue peor.

Ejemplo: “jajaja, tu Cruz Azul volvió a perder la final”.– Lo dice un aficionado del Atlas a pesar de que ni calificó.

6. Villamelón que solo lleva la contra- La definición viene implícita en el nombre. Nefasto.

7. Villamelón estrella- Como tiene equipo en todos los deportes, siempre gana. Si pierde un equipo al cual le van, se desvían del tema y se escudan en otro equipo de otro deporte.

Ejemplo: -“Oye tu Necaxa descendió”. -“¡Ahhh pero que tal mis Ravens!” –NO CHIN…

8. Villamelón Modista- Le va a un equipo ganador que está de moda desde hace un tiempo y jura que desde bebé es aficionado. No quiero decir nombres (Barcelona, Patriots) jaja.

Y los últimos dos niveles y más graves:

9. Villamelón completo- Le va al América, a los Lakers, a los Yankees, a los Vaqueros y a Sebastian Vettel.

10. Villamelón TOTAL- Le va al América, a los Lakers, a los Yankees, a los Vaqueros y a Sebastian Vettel, pero hace pocos años le iba a los Bulls, a los Dodgers, a los Steelers y a Michael Schumacher.