Ser futbolista profesional es un sueño para muchos jóvenes de diferentes países, pero… ¿se imaginan llegar al profesionalismo y abandonarlo por otro deporte? ¡Sí, ha pasado!

También hay otros casos, más comunes, futbolistas que tienen un gran amor hacia otro deporte, el cual no practican como profesional, pero le tienen mucho más amor que al que se dedican día a día.

Carlos Vela

El delantero, que actualmente hace vida en Los Angeles FC de la Major League Soccer, en muchas ocasiones ha declarado que tiene un gran cariño hacia el baloncesto e incluso fue bastante claro cuando dijo: “prefiero ver un partido de la NBA que uno de fútbol”.

Vela jugó ambos deportes desde pequeño, pero se decantó por el fútbol, donde demostró un nivel bastante particular y hoy en día, con 31 años, ha tenido una carrera muy importante en Europa y Estados Unidos.

Además, en varios momentos se le ha visto en compromisos de baloncesto.

Gareth Bale

El “Ciclón Galés” del Real Madrid ha demostrado que tiene una fuerte afinidad hacia el golf.

Aunque no lo hace de manera profesional, el futbolista practica en el verde de los hoyos muy a menudo e incluso, hace varios meses, confesó que le gustaría jugar en Los Ángeles Galaxy, para así jugar golf en los campos de California.

Zlatan Ibrahimovic

El sueco, que es reconocido por hacer una buena cantidad de goles a las ligas donde va, también tiene un amor fuera del fútbol: el taekwondo.

Zlatan tiene una gran admiración hacia las artes marciales e incluso es un impulsador del taekwondo y es cinturón negro en esa disciplina. Además, en diversas ocasiones se le ha visto en diferentes academias dando clases.

Antoine Griezmann

A pesar de ganar la Copa del Mundo de Rusia 2018, una competición que no muchos tienen el privilegio de obtener, el francés tiene otra preferencia además del fútbol, se trata del baloncesto.

El “Principito” tiene una gran admiración hacia el tabloncillo y lo juega en sus tiempos libres.

Griezmann ha compartido en varias ocasiones con jugadores del Miami Heat, con quien tiene una estrecha amistad (sobre todo con Josh Richardson).

El espectáculo que hay en el baloncesto me encanta, es un deporte que me hace olvidarme del fútbol por un rato”, dijo hace varios años para ESPN.

Paul Pogba

El centrocampista del Manchester United ha demostrado a sus seguidores, en par de momentos específicos, que no solo es seguidor del fútbol, sino también es un gran apasionado del “kick boxing”, que es una especie de boxeo que se combina con varias artes marciales durante el combate.

Lee también   Champions League supera los 3.250 millones de euros en premios

Pogba se divierte durante sus vacaciones con esta deporte, que es muy visto en diferentes países del mundo.

Michael Owen

El exdelantero que jugó en la selección de Inglaterra dedicó su vida, tras su retiro, al hipismo.

Owen incluso participó –como jinete- en varias carreras del Hipódromo de Ascot, en el sur de Reino Unido.

Fue como jugar unos cuartos de final de un Mundial contra Brasil”, así catalogó el exjugador esta experiencia.

Paolo Maldini

El defensor, histórico del AC Milán, dejó una huella marcada en el cuadro italiano, en la selección de Italia y en la Primera División de su país; sin embargo, él también tiene otro amor en el deporte: el tenis.

Maldini incluso llegó a jugar el Challenger de Milán de 2017 junto a Stefano Landonio, donde cayó por doble 6-1 y ese fue el estreno de Paolo –como profesional– en el tenis.

En ese torneo, que disputó el exjugador profesional de fútbol, tuvo mucha presencia de público por el estreno de Paolo en este deporte.

Petr Cech

El guardameta checo, que disputó más de 400 partidos con el Chelsea de la Premier League, cumplió su sueño –que tenía desde niño- y pudo jugar hockey sobre hielo de forma profesional.

Tras su retiro como futbolista, el meta se unió al Guildford Phoenix, elenco que juega en la National Ice Hockey League South 2 (Cuarta División).

En su estreno en el hielo, Cech fue héroe y salvó dos penaltis ante el Swindon Wildcats 2.

Gabriel Batistuta

El delantero argentino que marcó una época como goleador de la selección albiceleste, se tomó con mucha calma su retiro de las canchas; sin embargo, inmediatamente su puso a jugar Polo y llegó al profesionalismo.

En esa disciplina, Batistuta llegó a jugar en el Argentina Polo Tour; además, juega con mucha frecuencia en partidos amistosos. También le dedica tiempo al golf, donde pudo jugar con Pep Guardiola.

Tim Wiese

El exguardameta alemán, que pasó por el Fortuna Colonia, Kaiserslautern, Werder Bremen y el Hoffenheim.

Fue internacional con la selección de su país y disputó varios compromisos; sin embargo, después de retirarse como futbolista, se dedicó a ser luchador de la WWE.

Desde 2016, Wiese está en este mundo de la lucha y debutó el 3 de noviembre de ese año.

Si ustedes llegasen a ser profesionales en el balompié, ¿se retirarían y empezaran a practicar en el deporte de “sus sueños”?