Los 7 países con los peores problemas de amaño de partidos

En su último anuario sobre las condiciones laborales de los futbolistas profesionales del mundo entero, la FIFPro (el gran sindicato global que les aglutina)  incluyó dentro de sus encuestas de bienestar en el trabajo, información sobre amaños.

Los 7 países con los peores problemas de amaño de partidos
Los 7 países con los peores problemas de amaño de partidos

Este flagelo está presente en todos los países, pero en economías deterioradas, en ligas con sueldos bajos y sin estructura de desarrollo, es un muy sencillo lograr sobornar árbitros y jugadores para que los apostadores estafen a las casas de juegos invirtiendo menos del 10% de lo que se puede ganar.

La herramienta que utilizó FIFpro en su dossier de 2016 “FIFPro Global Employement Report” (la publicación sale al ruedo cada dos años) fue consultar a los jugadores agremiados de todo el mundo, a través de una encuesta anónima, si habían sido contactados para amañar partidos o si ha sido testigo presencial de partidos arreglados o match fixing como se le dice en inglés.

Hoy en FutbolSapiens te traemos el ranking, elaborado por la institución, va del menos a más “amañador” de acuerdo a los porcentajes de futbolistas que hayan admitido ser partícipes o testigos en este tipo de fraude.

7- Ecuador

Según el estudio, 16.9% de los encuestados en Ecuador aseguran que hay manejos oscuros de sus partidos en fútbol. En este país de la zona Conmebol no se han suscitado mayores denuncias de arrestos o suspensiones, aunque en el ambiente se puede sentir que es posible torcer un resultado. Sin embargo, aunque fue una piedra lanzada al mar, generó mucha polémica una información revelada por un periodista local, usando capturas de WhatsApp de una conversación, en la que se evidenciaba que en ese país por 500 dólares americanos se podía modificar un partido y hasta ofrecía realizar esos acomodos en diversas categorías de ese balompié.

6-Bolivia

Siguiendo en Sudamérica, en Bolivia el porcentaje es  casi el mismo (17,2%) de los consultados que admiten tener seguridad de que los partidos son alterados. En junio del año pasado, explotó la situación cuando el mismo presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Marco Peredo, admitió una “crisis preocupante en el tema de los amaños, que va en escalada” e incluso señaló al colegio de árbitros de ese país “por manipular resultados en distintas categorías”. Las declaraciones y la polémica surgen tras las declaraciones de un directivo de Ferroviario (Primera “B”) en la que reveló un triste episodio: “Cuando dejé de pagarle a los árbitros le hicieron la vida imposible a mi equipo hasta que descendió”.

Marco Peredo, declaró amaño de partidos en la Liga de Bolivia

5-Chipre

La exótica isla europea aparece en este ranking con un 18,6% de conocimiento acerca del “match fixing”. Luego de la terrible crisis económica que sacudió esa nación, los futbolistas y quienes viven de la actividad, encontraron una forma de sobrevivir prestándose a los amaños. Expertos de FIFpro aseguran que esa cifra de jugadores que admiten tener conocimiento de los amaños puede ser mucho mayor, pero las presiones vienen de la misma federación de ese país y han ocurrido episodios muy violentos.  De menos a más: Inexplicablemente, Spyros Neofitides, miembro del sindicato de futbolistas de Chipre, fue multado con 5.000 euros por la entidad futbolera de ese país por denunciar arreglos de juegos. Peor fue en 2014, cuando una bomba explotó frente al colegio de árbitros de ese país.

Lee también   Top Sapiens del fin de semana

4-Zimbabue

Uno de los países más pobres del mundo, con una tasa de inflación mortal para sus habitantes, se presenta como un escenario ideal para los amaños de partidos. Según este mismo estudio, más de 82% de sus jugadores perciben sueldos inferiores a 300$ dólares, lo que explica que el 19% de sus balompedistas admita conocer de amaños. En 2012 se le dio un duro golpe a la red de estafadores, tras el recordado “Asia Gate” de las apuestas. En esa operación, con bases de apuestas en Malasia, Vietnam y Tailandia fueron encontrados culpables 80 (sí, ochenta) futbolistas zimbabuenses, sancionados de por vida,  por acomodar partidos hasta de su propia selección.

 

3-Kazajistán

Asia no podía faltar en este ranking. Y es que tras la desintegración de la URSS, distintas crisis, mafías y circunstancias se apoderaron de varias repúblicas soviéticas. Es alarmante que una cuarta parte de sus futbolistas (25,4%) hayan presenciado un arreglo de partidos. Al igual que en Chipre, el gremio de futbolistas envío una carta desesperada a FIFA, ya que las presiones venían de la misma federación, cuyos directivos también son presidentes de clubes y sin ruborizarse, favorecen a sus cuadros para ingresar a las competiciones internacionales y embolsillarse recursos por participación.  En una encuesta interna, 70% de los futbolistas rechaza las actuaciones arbitrales. Pero, a diferencia de otros países, no hay acusados ni suspendidos. Mucho menos detenidos.

2- Congo

El deprimido país africano se lleva la medalla de plata de la vergüenza con un 30,1% de conocimiento de arreglos de partidos. Ante la extrema pobreza, sus futbolistas son presas fáciles para los apostadores indiscriminados que arreglan con desfachatez partidos a diestra y siniestra. Acá el silencio es imperante y eso preocupa tanto a FIFPro como a FIFA, pues al haber conocimiento de arreglos, suele faltar el “pasito final” de la denuncia para formalizar, requisito que no llega por las fuertes y tácitas amenazas. No hay pena de amañar partidos para la selección nacional y están bajo la lupa compromisos ante Libia  y Uganda.

1-Georgia

El triste ranking lo encabeza un país de Europa Oriental. En Georgia, al menos 34,2% de sus jugadores asegura tener conocimiento de un amaño, más de un tercio de los agremiados. Existen al menos 17 partidos de primera y segunda división en los últimos dos años que están bajo severa investigación por amaños. Ocho árbitros han sido detenidos en los últimos meses y otros cuantos jugadores más siendo investigados. La mayoría fue detenida con cinco mil dólares en efectivo en los mismos estadios de los partidos. El centro de monitoreo de la UEFA para estos casos tiene “sorpresivos picos de actividad en casas de apuestas” cada fin de semana proveniente de las ligas de Georgia.