LOS NÚMEROS 10 QUE QUEDARON A DEBER CON EL CLUB AMÉRICA

Las águilas del América es de esos equipos que han derrochado dinero a manos llenas en contrataciones fallidas. Mexicanos y extranjeros con etiqueta de ídolos o bomba, jamás demostraron su valía con la camiseta amarilla.

LOS NÚMEROS 10 QUE QUEDARON A DEBER CON EL CLUB AMÉRICA
LOS NÚMEROS 10 QUE QUEDARON A DEBER CON EL CLUB AMÉRICA

Los números 10 son tema a parte, normalmente son aquellos jugadores que vienen a hacer una gran diferencia en los planteles. Hoy hacemos un recuento de esos jugadores que, del costo versus beneficio, dejaron mucho que desear.

LEO RODRÍGUEZ

Llegó con gran cartel procedente de la Universidad de Chile dónde recién había ganado el campeonato de liga. Leo contaba también ya con experiencia en el futbol europeo después de jugar con el Borussia Dortmund y el Atalanta. América urgido de un volante, lo trajo como bomba en el año 1997. Lo utilizaron como 10, el motor para darle salida al juego de las águilas en el torneo local y en la Copa Libertadores. Anotó algún gol de tiro libre, su toque era envidiable, pero su falta de compromiso y su poca adaptación lo pusieron fuera de la institución en un año.

Regresó a la ‘U’ de Chile dónde se acopló de nuevo y ganó dos campeonatos de liga de inmediato.

LUIS GARCÍA POSTIGO

Sí millennials, Luis García antes de ser el ‘Doctor’, como la mayoría le llama hoy día, era simplemente Luis. Un delantero con cualidades increíbles dentro del área. Tenía una media vuelta letal.

Después de su paso por el futbol europeo, una primera buena temporada con el Atlético de Madrid y una extraña temporada en la Real Sociedad de San Sebastián -dónde solamente calentó la banca-, volvió a México para enfundarse con el enemigo de su alma mater, las águilas. Un millón 700,000 dólares fue lo que le costó a los de Coapa, un dineral para esos tiempos.

Luis pregonó a los cuatro vientos que era seguidor del América desde pequeño, se metió en el mundo de Televisa hasta la médula, fue portada de revistas de la empresa y se le veía todo el tiempo ligando en los pasillos de Televisa. Pero en el terreno de juego, García jamás se adaptó con los azulcremas.

Tan pronto pudo, pidió la camiseta 10 a la directiva, número que siempre ha creído merecer en todos los equipos, pero nada más lejos de ser un díez dentro de la grama y mucho menos de poder con la responsabilidad de cargar en sus hombros el ataque de un América que se encontraba necesitado de un título.

Salió en 1997 después de 3 temporadas, si bien anotó algunos buenos goles, jamás trascendió como emblema americanista, ni logró ningún campeonato. Fue traspasado al Atlante dónde, entonces sí, de inmediato quedó campeón de goleo individual.

Lee también   Top Sapiens del fin de semana

FABIÁN ESTAY

Bicampeón en la liga mexicana y en pleno apogeo con los Diablos del Toluca, regresó de vacaciones en el verano de 1999 para enterarse que ya no pertenecía a los escarlatas. “Me obligaron a jugar con América”, declaró en épocas recientes en alguno de los programas de Fox Sports dónde colabora. Apareció en el draft de aquella época como transferible, y después de un traspaso extraño, se enunciaba que había sido fichado por los de Coapa.

A pesar de que portó el gafete de capitán, le faltó identidad con el club. Salió por la puerta de atrás del nido en el 2001, fue separado del plantel por Manolo Lapuente acusado de baja de juego e indisciplina.

DJALMINHA

Tremenda fue la expectativa de recibir a un volante brasileño que venía de ser considerado uno de los mejores jugadores del Deportivo La Coruña de toda su historia. América se armaba con todo, presentaba a Claudio ‘El Piojo’ López como otro de los fichajes que reventaban la liga mexicana en el 2004.

Llegó lesionado y hasta la jornada 3 se presentó en la Laguna, en el viejo Estadio Corona. Entró, cobró un tiro libre e hizo un golazo, jugó 5 partidos más y el mismo decidió retirarse no sólo del América, sino de México. Dijo que las lesiones le estaban limitando su desempeño.

Djalma Feitosa Dias ‘Djalminha’, es más recordado por su gigantesca Hummer amarilla en la que llegaba todos los días al club, que por su juego en la grama de las canchas mexicanas.

DANIEL ‘ROLFI’ MONTENEGRO 

Los costos de su traspaso hacía el Club América y de salida a Independiente, nos dan una idea del paso que tuvo Rolfi con las águilas en tres años. Llegó costando casi 7 millones de dolares y se fue por un millón y medio.

Arribó ya con bastante andar en el futbol y 30 años de edad. Mostró total apatía y cero compromiso para conducir los hilos del equipo. Fue parte de uno de los peores América de todos los tiempos.

 

CECILIO DOMÍNGUEZ

Algunos dirán que debemos esperar a que se vaya del nido. Estamos seguros que ya no levantará con los azulcremas y quedará en los archivos como una de las contrataciones fallidas del Club América.

A casi dos años de su llegada a México, ‘Cecigol’ definitivamente ha quedado a deber. Se ha lesionado del hombro, muslo, mandíbula y creo hasta las Glándulas de Bartolino. Ha sido intermitente, calidad la tiene, pero si a sus 24 años de edad es una mina para los fisioterapeutas, no queremos saber llegando a los 30 como le irá.

Miguel Herrera le ha dado suficientes oportunidades, pero seguramente este torneo sea el último que lo veamos con la 10 de las águilas.