Época de cierre de ligas en Europa. Unos van alegres y otros van llorando.  Es momento de sacar la calculadora, aunque muchos ya tienen el botín en sus manos y a otros, les faltó terminar la tarea.

Por estos días es habitual ver duelos emotivos por la salvación. Equipos modestos quieren seguir comiendo en la mesa de la élite. Pero, ¿qué pasa si es un histórico el que va a perder su linaje, su distinción?

En esta temporada, por distintos motivos, hay equipos de tradición y hasta grandes que coquetean con el infierno. Están a pocas jornadas de evitar vergüenzas históricas, pero algunos tienen esperanza y otros, unas rachas realmente pobres.

Es un mal global. Ya en Argentina se padeció el descenso de River Plate y en México, un durísimo golpe a la historia podría darse si el linajudo Chivas de Guadalajara consuma su caída de la élite.

Malos pasos gerenciales, fichajes pobres y hasta sanciones han sido culpables de los malos ratos de los hinchas en este cierre de campaña. ¿Quiénes se salvarán? Habrá que esperar a la última fecha.

 

7-Panathinaikos

El cuadro del trébol y segundo más ganador de Grecia (18) parecía tener una vida tranquila en el torneo. Si bien no aspiraba a título, se sentía satisfecho por buscar una plaza europea. Sin embargo, abril no empezó bien para este equipo y fue sancionado fuertemente con la resta de once puntos por la violencia ocasionada en el clásico ante el Olympiakos en marzo, lo que generó pánico pues se acercó peligrosamente a los puestos de descenso y empezó una racha de derrotas consecutivas. Hoy está a cuatro de perder la categoría, sin embargo, los que van por debajo de ellos parecen no querer sacar ventaja de la situación y no aprovechan el triste momento de un histórico, que tiene altas posibilidades de salvarse.

 

 

6-Villarreal

Este cuadro, que quizás no tenga tantos pergaminos como otros, se ha vuelto un frecuente animador europeo y sobre él, se han escrito muchos textos alabando su modélico sistema de formación y negocios que lo han hecho un club saludable en lo financiero. Sin embargo, al igual que otro habitual de primera, Celta, están a dos puntos del descenso. El primer mes de 2019 en Liga fue fatal para el “submarino” pues no ganó ningún juego y eso le ha pesado hasta hoy, pues incluyendo un bravo empate a cuatro con Barcelona y que lleva dos partidos seguidos ganando, aún no se zafa del peligro. La ventaja que tiene Villarreal es que Girona ha caído en desgracia y si no levanta cabeza, será el cuadro catalán el que se vaya al infierno. Pero, ya eliminado en cuartos de Europa League por Valencia, puede enfocarse de lleno en alejarse de la zona roja.

 

5-Dínamo Moscú

Uno de los cuadros clásicos de la vieja Unión Soviética (11 ligas) y que fue animador en la actual Rusia, frecuente participante en competiciones europeas, vive momentos tristes y está a puertas de regresar a segunda división, de donde ascendió hace algunas temporadas. Dinamo, a falta de cinco jornadas, está a un punto de la zona de descenso. En sus últimos cinco partidos solo ha cosechado un triunfo y su juego es muy poco convicente. Analistas locales coinciden en que los momentos de grandeza de la “D” son cosa del pasado y que hay que resignarse a un club “ascensor” de ahora en adelante. Las finanzas y la gerencia deportiva del club llevan años manejándose muy mal.

Lee también   Alemania y Francia igualaron en la Nations League

4-Schalke 04

Parece increíble que el actual subcampeón de la Bundesliga esté pataleando para no irse a segunda. Menos creíble si tomamos en cuenta su buena fase de grupos en Champions , que dio paso a una dura eliminación a manos del Manchester City en octavos de final (7-0 en la vuelta) como presagio de una desgracia venidera. Desde febrero, la vida ha sido un infierno para este equipo siete veces campeón de Alemania, pues en 16 encuentros solo ha ganado dos veces y perdido doce (más dos empates). Esto, a falta de tres fechas, lo acerca vertiginosamente a la zona descenso, sector que del cual intenta salir otro histórico, Stuttgart, que tiene 21 y está a seis del Schalke que hoy representa esa línea de salvación. El cuadro azul tiene una de las pobres producciones goleadoras (32) y supera los 50 goles recibidos y en el camino tiene un clásico con el Dortmund que podría dejarlo aún más malherido.

 

3-Fenerbahce

Aunque tuvo una leve reacción que para alivio de sus seguidores, el segundo cuadro más ganador de Turquí (19 ligas, dos menos que Galatasaray) y un duro rival en competición europea, ha sido un cuadro pusilánime en el torneo local, a pesar de contar con figuras como Valbuena, Slimani, Soldado o Isla. Tiene una pobrísima producción ofensiva (30 goles, de los peores) y ha permitido 40 dianas en contra. A falta de seis fechas, hoy está a cuatro puntos del descenso directo. Algunos analistas culpan a la gerencia por tener nombres que pueden parecer rimbombantes, pero superan de largo los 30 años. Este equipo, que arrancó bajo el mando fallido de Phillip Cocu, cuenta 50 participaciones internacionales en eventos UEFA. Cuenta un solo triunfo en sus últimos cinco partidos y para nada hay sensación de tranquilidad en la entidad. De hecho, son frecuentes los disturbios entre aficionados.

 

2-Mónaco

La situación del Mónaco es una de las más inexplicables de Europa. El equipo que en 2017 le plantó cara a un multimillonario PSG ganando la liga y que ha sido frecuente clasificado a la Liga de Campeones, hoy se encuentra a cuatro puntos del descenso y con una racha (cuatro partidos sin ganar) que tiene en vilo a sus seguidores. En el semestre pasado, la angustia fue mayor al estar en el penúltimo puesto por varias jornadas. El arranque fue pésimo, pues salvando a Radamel Falcao (que sigue goleando, lleva 12), el equipo, confiando en su reciente método de fichar potenciales estrellas, en esta ocasión, fichó potenciales paquetes. En el invierno, logró la llegada de algunos jugadores y el regreso de Leonardo Jardim quienes medio levantaron al equipo, pero aún tienen la alerta roja de una posible y vergonzosa pérdida de la categoría.

 

1-Grasshoppers

El equipo 21 veces ganador de Suiza (el que más ligas tiene) se encuentra condenado en el foso de la tabla, con 23 puntos, a nueve de la promoción y a 11 de la salvación. El cuadro de Zúrich, que hace unos años quedó huérfano de estadio, viene atravesando momentos críticos en años recientes por malas gestiones administrativas y en este momento está firmando la peor temporada de su historia. Solo cinco triunfos y la peor producción goleadora de la liga helvética, con 27 dianas apenas. Un habitual en competiciones europeas descendería por primera vez. Parece condenado a falta de seis fechas para el final de la campaña.