Top Sapiens: 10 futbolistas que odian el fútbol

Hay de todo en esta humanidad incomprensible. Mientras miles de millones ansían poder amasar fortunas y fama pateando un balón, muchos de los que han logrado aseguran que les aburre el fútbol, que no les gusta.

Top Sapiens: 10 futbolistas que odian el fútbol
Top Sapiens: 10 futbolistas que odian el fútbol

Dijo Confucio: «Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida». Para muchos, eso fue futbol. Para un puñado, no había más opción.

Para un hombre corriente, esta afirmación es una blasfemia. ¿Cómo decir que no a ser un símbolo de todo un país, el Dios de un club, el deseo de las damas hermosas?

Pues, ahí lo tienen, no son pocos. Recientemente sin mayores dudas, Carlos Vela, que vive un fenomenal momento en la MLS le dijo que no a la selección de México, sin mayores dramas. Jugó 72 partidos con “El Tri”, registrando 19 goles y 9 asistencias, cifras respetables, pero según él mismo “he jugado muchos partidos con la Selección, y tampoco pasó nada extraordinario”.

Lo cierto,  es que posiblemente muchos de nuestros ídolos llegaron a donde llegaron más por un don natural que no pidieron o la facilidad de enriquecerse en la actividad. También existe aquel que amó el futbol en estado puro, pero detesta el sistema en las altas esferas, las excesivas exigencias y la desbordada mercantilización. Repasamos diez casos importantes sobre futbolistas que no se sienten felices en el campo.

10- Gareth Bale

El espigado jugador galés de joven probó jugando al rugby, pero no tuvo éxito por ser flacuchento y sucumbir a los choques. Encontró  que era bueno para el fútbol y se animó a jugar con mucha pasión. Sin embargo, en el camino, descubrió que más le apasionaba el golf (el cual ha comenzado a practicar con ahínco e incluso, construyó su propio campo en una de sus propiedades)  y en tiempo reciente, ha sufrido tantas desazones con el Real Madrid, que le han hecho disminuir el cariño que tiene por el deporte más practicado del mundo. “Lo cierto es que no veo mucho fútbol. Para ser sincero, prefiero ver golf en mi tiempo libre”, confesó el atacante.

9-Dani Alves

Otro que podemos sumar al club de los decepcionados. El alegre brasileño, que tiene más títulos que años (39 contra 36), pasó feliz su infancia pateando balones, pero no fue lo mismo al estar en la élite. “Cada vez me gusta menos el fútbol. A mis hijos, gracias a Dios, no les gusta el fútbol, porque está perdiendo su brillo, el que me hizo querer ser futbolista. El fútbol de hoy cambió por un negocio” declaró en una entrevista para ‘O Globo’ de su país.

8-Carlos Tévez

Durante el rodaje de su película en 2018, el famoso goleador reveló a “Clarín” una gran confidencia: “No me gusta el futbol. Si pasan Barcelona vs. Real Madrid y en otro canal hay un torneo de golf, miro golf. Nunca fui el fanático de mirar partidos. A mí me gusta jugar, tener la pelota entre los pies”. Tévez en varias ocasiones ha dicho que se ha desvirtuado la esencia del juego.

7-Gabriel  Batistuta

Marcó 356 goles en 635 partidos durante una brillante carrera como jugador. Se destaca por ser el segundo máximo anotador de la selección de Argentina, por detrás de Lionel Messi, con 56 tantos en 78 juegos oficiales. En Europa brilló con la Fiorentina de Italia y la Roma de ese país.  Sin embargo, para “Batigol”, se trata solo de un empleo más. “A mí el fútbol no me gusta, solo es mi trabajo”, dijo una vez en una entrevista a un medio español. Caramba, ¿Cuántas placas de empleado del mes tendrá en su casa uno de los mejores delanteros de la historia?

6-Andrés Silvera

En una entrevista, después de retirarse, confesó que “yo nunca quise ser jugador de fútbol. Yo al fútbol lo tomo como un trabajo. Por eso, por más que sea un vago, corro. Porque yéndome bien a mí y al equipo voy a ganar más dinero”. Ganó títulos con Independiente, San Lorenzo y Tigres de México. Luego de trabajar en la administración de un estadio en Buenos Aires, se ha acercado a la dirección técnica, laborando como asistente.

Lee también   BORA | Feliz por el paso del Chicharito

5- Christian Vieri

Este exdelantero italiano tuvo una buena temporada con el Atlético de Madrid, en la que marcó 24 goles en 24 partidos. Con la selección de su país también se destacó y llegó a disputar dos Mundiales de fútbol, aparte de ser campeón con Inter, Juventus y Lazio. “Para ser honesto, no era muy bueno en el fútbol. Me encantó el cricket y cuando empecé a sacar buenos resultados con mi equipo, soñaba con convertirme algún día en el próximo Allan Border”, refiriéndose al mejor jugador de cricket del mundo. La pasión nace de niño, cuando tuvo que vivir en Australia. “Si en el cricket me dan un contrato igual a uno de fútbol, rápidamente me cambio”, dijo en su tiempo de jugador activo.

4-Benoit Assou-Ekotto

El estelar camerunés ha dado una de las declaraciones más descarnadas sobre la profesión: “No podría trabajar en una oficina por mil euros al mes, viendo las mismas caras todos los días y trabajando 45 años para pagar una casa. Trabajo dos horas al día y gano mucho dinero. Juego por dinero», dijo a The Guardian. El padre de Benoit lo llevó de Camerún a Francia y lo obligó a jugar fútbol. “Me decía: “O eres bueno en esto o vas a estar condenado a horas en una oficina”, recordó. El africano pasó por Lens, Tottenham y Saint Ettienne.

3- Víctor Valdés

24 títulos, cinco Zamoras es una cifra envidiable para cualquier portero en el mundo. Menos para Víctor Valdés. “Me autoconvencieron de que yo era bueno de portero y no me quedó más remedio que coger ese camino”, comentó el exfutbolista. Sin embargo, Valdés tiene claro que en otra vida no volvería a ser portero. “No es un camino nada fácil y no me ha compensado los años que he sufrido con los que me han ido bien”, afirmó. Lesiones y malas negociaciones han hecho del mítico portero un detractor del fútbol. “En otra vida, me dedicaría al cine, a otra cosa. Futbol no”, enfatizó.

2- Carlos Vela

El crack mexicano ha dicho una y otra vez que no le gusta el balompié y que lo hace por ser un buen trabajo. “Siguen interesados en por qué no me gusta el futbol como ellos creen que debería gustarme. Nunca es sobre profesionalismo, sino sobre lo que ellos quieren. Yo no tengo idea de si hace una década metí tal gol o si hace dos años fallé otro. En el futbol, la gente es del momento y nadie se acuerda del pasado. Si no es hoy, te critican y te matan”.

1-Ivan Valenciano

El bombardero, ídolo de la selección colombiana en los 90, era conocido por su cañón. Anotó 269 goles en 522 partidos diputados y es uno de los máximos anotadores en la historia del fútbol cafetero. Comenzó su carrera en el Junior, y siguió por  Atalanta y el Veracruz, en el que se convirtió en leyenda. A pesar de sus éxitos, siempre ha asegurado que habría preferido jugar baloncesto y ser ingeniero de sistemas. Se dedicó al fútbol obligado por su papá, al punto que dejó heridas traumáticas esa insistencia paterna. “Era para salir de la pobreza, me veían como esperanza”, dijo en una entrevista. Durante su carrera, protagonizó varios incidentes con alcoholismo. “De ganar cien millones de pesos, pasé a un día no tener dinero para mi mamá, que no tenía para comer. Mi consejo, a los que viven así, es que dejen el fútbol antes de que el fútbol los deje a ustedes”, dijo en Fox Radio Colombia. Hoy asegura que es un hombre sano y feliz.