Ha terminado la Copa América. Un torneo que dejó varios toques emocionantes y  la fiesta propia que se vive en Sudamérica por el fútbol. Pase lo que pase, no deja de ser una bonita ocasión para distraer la mirada viendo el balón rodar.

Pero, no fue una Copa brillantes. Tuvo muchos lunares que opacaron lo que debe ser un gran torneo. En Fútbol Sapiens repasamos cuales fueron esas decepciones que mancharon al torneo continental más antiguo del mundo.

 

10- Ausencia de invitados animadores.

Catar, a pesar de ser campeón asiático y Japón, casi con una selección olímpica Sub-23 no fueron invitados cuyo recuerdo perdurará en el tiempo. Se extrañaron equipos como México, que hasta finales disputó. Claro, estaba la Copa Oro de por medio, pero para 2020, repite Catar con Australia, así que ojalá no decepcionen esta vez.

9-El peor Messi

El “10” del Barcelona era prácticamente la única súper-estrella que quedaba en la Copa tras la lesión de Neymar. Sin embargo, su actuación en el terreno de juego fue realmente decepcionante y peor aún, su postura a lo Maradona, llamando corrupta a la Conmebol y disparando sin piedad, intentando tapar su mediocre actuación.

8-Estadios a medio llenar

Entradas costosas y falta de motivación del público fueron causantes de metros y metros cuadrados de sillas vacías en los estadios, a excepción de los juegos de Brasil. En las ciudades donde no hubo juego de la Canarinha ni se notó que había Copa. Faltó una campaña agresiva de identificación con el evento.

7-Terribles terrenos de juego

Las canchas mostraron una imagen pésima. No hubo cancha que no recibiera críticas. Césped levantado, terrenos irregulares. La explicación es sencilla: no se cumplió el protocolo de eventos internacionales de pausar el uso de las canchas un mes antes del arranque del torneo. Al contrario, el miércoles  anterior a la inauguración (que fue un viernes) se estaba jugando una jornada del torneo local, Brasileirao.

Lee también   7 momentos más peculiares en la carrera de Van Gaal

6-Sin figuras emergentes

Quitando a Gabriel Jesus, no hubo jóvenes destacados en la Copa. Dieron la cara veteranos como Dani Alves, Edinson Cavani, Arturo Vidal y Paolo Guerrero, todos por encima de 30 años. Ese jugador revelación sudamericano que todos esperan ver, nunca apareció.

5-Estrellas que no aparecieron

Alexis Sánchez, Falcao García, Lionel Messi, Philippe Coutinho y Luis Suárez se esperaba mucho de ellos y realmente, no marcaron mayor diferencia en este torneo.

4-Selecciones estancadas

Bolivia aún se muestra como la víctima del continente. Ecuador tuvo una actuación realmente lamentable y parece que le costará hacer un recambio generacional, al igual que Paraguay y Chile.

3-Pocos goles

La media fue de 2.3 goles por partido, la cuarta más baja de la historia. El tema de los tantos fue decepcionante, al punto que en los cuartos de final, tres de cuatro partidos quedaron 0-0 y se resolvió en penales. El máximo goleador, Everton, apenas anotó tres goles, al igual que Paolo Guerrero. No había un topscorer con tan poquitos goles desde 1983.

2-Mal uso del VAR

Si algo generó polémica en esta edición fue el VAR. Al principio, de respuesta lenta. Una explicación habla que para detallar la jugada, en Sudamérica se uso joystick, mientras en Europa y Mundiales se usó pantallas táctiles. Ya en segunda ronda, infracciones no pitadas como en el juego de Brasil contra Argentina levantaron polvareda.

1-Nivel de juego bajo

Es lo más preocupante del evento. Europa se ve muy lejos del nivel sudamericano. Salvo Brasil, el resto no se muestra competitivo. Colombia y Uruguay quizás, pero Argentina sigue afrontando graves crisis interna y el resto de los equipos o están en transición o se mostraron realmente estancados. Que un equipo haya clasificado como uno de los dos mejores terceros con dos puntos en la fase de grupos es evidencia de que algo anda mal.