Lee también   Por un puñado de pesos...