Lee también   Se consuma el fracaso rojiblanco.