Dos Mundiales, Pelé y Maradona
Dos Mundiales, Pelé y Maradona
Como símbolo del pueblo mexicano y arquitectónicamente una joya mundial, emerge como un volcán el Estadio Azteca también llamado Coloso de Santa Úrsula, esto, debido a su ubicación en los antiguos terrenos ejidales del pueblo de Santa Úrsula Coapa, en la delegación Coyoacán del Distrito Federal. Fue diseñado por los arquitectos Pedro Ramírez Vázquez (qepd) y Rafael Mijares Alcérreca y se construyó a partir de 1962 con motivo de la novena edición de la Copa Mundial de Futbol que se realizó en México en 1970.

El primer canto pasional:

El Azteca, nombre elegido mediante un concurso a nivel nacional, fue inaugurado el 29 de mayo de 1966 con un encuentro entre el Club de Futbol América, equipo que funge como local hasta nuestros tiempos y el Torino de Italia. El primer gol en la historia de este coloso fue obra de Arlindo Dos Santos quien con ese tanto adelantó al América. Al final el marcador fue de empate a dos goles.

Por su magnitud es considerado como uno de los estadios más importantes en el mundo. El Azteca, cuenta con una infraestructura excepcional, siendo de los pocos estadios en el mundo con una excelente visibilidad desde cualquier punto de ubicación en las tribunas. Su capacidad es de 95 mil espectadores cómodamente sentados en las tribunas y 10 mil más en palcos para un total de 105 mil aficionados. Uno de los más grandes del mundo.

Dos copas del Mundo… Pelé, Maradona y el juego del siglo.

El Estadio Azteca ha sido sede de dos justas mundialistas, en 1970 y en 1986. En su cancha conquistaron la Copa del Mundo las dos grandes figuras del futbol mundial de todos los tiempos, el brasileño Edson Arantes do Nascimento Pelé y el argentino Diego Armando Maradona, los mejores de la historia.

En la Copa de 1970, Italita y Alemania jugaron una de las semifinales y después de empatar en tiempo reglamentario 1-1, fueron a los tiempos extra en donde se anotaron cinco goles ante el júbilo de los asistentes, siendo Italia el vencedor por 4-3. Este juego se efectuó en el Estadio Azteca y a la fecha es considerado como el “Juego del Siglo”.

Una obra monumental de México para el mundo
Una obra monumental de México para el mundo
Único estadio en el Mundo sede de 5 finales de eventos organizados por FIFA. Dos copas del mundo (1970, 1986), Final del Mundial Juvenil en 1983, final de la Copa Confederaciones en 1999 teniendo como campeón a la Selección Nacional de México derrotando a Brasil y recientemente la final del Mundial Sub 17 entre México y Uruguay con triunfo para los mexicanos.

A nivel nacional ha sido sede de la única final de campeonato de liga entre los dos clubes más importantes en México. En la temporada 1983-84 América y Guadalajara paralizaron el país jugando la gran final del futbol mexicano ante 105 mil fanáticos. América venció 3-1 en ese juego y levantó la Copa ante su afición en el Estadio Azteca.

Cambio de nombre por poco tiempo en 1997:

Lee también   Abusivo

Fue en el año de 1997 cuando el Estadio Azteca, propiedad de la empresa mexicana Televisa, sufrió un cambio de nombre por breve tiempo. Estadio “Guillermo Cañedo”, fue el nombre que la empresa decidió establecer al coloso, como homenaje póstumo a Guillermo Cañedo de la Bárcena, quien falleció en enero de ese mismo año, figura trascendente en la historia del futbol nacional y en la relación de México con la FIFA. Fue Guillermo Cañedo indispensable para que México organizara las Copas del Mundo de 1970 y 1986, sin embargo, el nombre no fue muy bien recibido por la afición mexicana que siguió llamando Azteca al inmueble. Esto, y la separación de uno de los herederos de Cañedo de la empresa, fue decisivo para que el nombre original fuese restablecido oficialmente al poco tiempo.

El Estadio Azteca ha acogido además eventos especiales como los conciertos de Elton John (1992), cinco de Michael Jackson (1993) y de Gloria Estefan (1997). También se han llevado a cabo otro tipo de espectáculos, como peleas de boxeo internacionales (1967 y 1993), partidos de futbol americano profesional (1994, 1997,1998 y 2000) teniendo el récord de mayor asistencia en un American Bowl con 112 mil 376 espectadores que abarrotaron el estadio para ver a los Vaqueros de Dallas contra los Petroleros de Houston ganando los segundos 6-0, el 15 de agosto de 1994, esta cifra es también el récord de asistencia a un partido de la NFL.

También en el Estadio Azteca se instauró el récord de asistencia a un partido de temporada regular de la NFL fuera de Estados Unidos; esto fue el 2 de octubre de 2005 en un encuentro entre los Cardenales de Arizona y los 49′s de San Francisco con 103,467 espectadores, ganando los primeros por marcador de 31-14.

Moisés Muñoz escribe otra página del Coloso
Moisés Muñoz escribe otra página del Coloso
Desde 1997 hasta hace un año, el cierre masivo del Teletón se efectuó también en el estadio Azteca. Pero fue en el año de 1999 cuando el Coloso de Santa Úrsula se consolidó como emblema de orgullo nacional al recibir en su corazón la cuarta visita pastoral de su Santidad Juan Pablo II, con el primer encuentro de generaciones, mensaje que se emitió a través de un enlace satelital transmitido a todo el Continente Americano.

Apenas el domingo pasado, el Azteca fue testigo de una épica más, tras ver coronado a su equipo, el América, venciendo al Cruz Azul en una final no apta para cardiacos, con gol del portero Moisés Muñoz en tiempo de compensación y definiendo al campeón en tanda de penales. América levantó su título 11 y nunca en su historia ha perdido una final jugando el partido definitivo en el Azteca, su fiel y seguro cómplice en sus logros más rimbombantes.

Por esto y mucho más, el Estadio Azteca nació de México para el mundo, y hoy que cumple 47 años no podemos dejar de sentirnos orgullosos por semejante obra mexicana.

www.elbuenfutbol.com