El cuento de hadas acabó con final feliz y nos dejó a todos con un buen sabor de boca ¿La reflexión? En Inglaterra cada cierto tiempo algún David vence a los Goliath del futbol y casi siempre pasa en una ciudad totalmente desconocida para las personas que habitan fuera de la isla.

 

Leicester era antes de sus asombrosos Foxes una ciudad más de paso de la autopista entre Birmingham y Londres, no se caracteriza por algún acento en especial, algún estereotipo como la “La Ciudad de los Beatles”, “La ciudad mas grande de Europa”, “El Puerto Industrial”; la ciudad del milagro azul solo era conocida por su fábrica de papas fritas (Walkers Crisps), por albergar los restos del antiguo rey Ricardo III, el último de los York y claro, algo mas moderno: Kasabian.

Tom Meighan y Sergio Pizzorno han sido aficionados Foxes de toda la vida.

La ciudad de Midlands muestra un progreso lento pero seguro en la actividad industrial y económica de sus habitantes y se ha convertido oficialmente en la primera ciudad inglesa con minoría británica blanca donde ahora el paisaje urbano lo conforman rostros de origen paquistaní, indio y africano principalmente. La ciudad se adapta al cambio y ahora se acostumbra sin sonrojarse a ser el centro de atención gracias a Rainieri y sus zorros.

 

Así pues, en un mundo totalmente acaparado por la globalización, donde las minorías poco a poco toman el control de los lugares donde antes a veces eran excluidos, todo cambia para bien o para mal y no queda mas que adaptarse, y la música no es la excepción, sobre todo el rock. Dicen que llegando a una cierta edad los nuevos géneros musicales van a parecer ínfimos, carentes de sentido y talento y siempre se añorarán las viejas glorias. Si son fieles seguidores al rock, gritarán a los 4 vientos que tal vez el último rockstar en esencia es el disciplinado, talentoso y libre de excesos Dave Grohl y su banda la última representante del rock clásico; si Oasis, Blur, Stones Roses o Pulp los llenaban de alegría tuvieron que acostumbrarse, gustosos o no a su evolución en forma de Razorlight, Arctic Monkeys, Travis, Bloc Party y por su puesto a la banda de Leicester.

 

 

Kasabian muestra en su propuesta una mezcla de sintetizadores, groove y rock que los expertos llamaron “Rock Alternativo” o “Indie” con buenas canciones como Processed Beats y Reason is Treason como carta de presentación y teniendo su cúspide en la edición 2014 de Glastonbury, el mismo lugar que pisaron Albarn, Amy, Yorke, Jagger y Bowie en su tiempo. Ahora mismo la juventud inglesa y de buena parte del mundo tiene a Kasabian como una de sus bandas favoritas, dejando muy atrás las glorias de los forjadores ingleses del rock, porque todo cambia siguiendo instintos ‘darwinianos’, y a los que se quedan en el camino no queda mas que adaptarse o morir, aunque en la escena musical el desenlace no es trágico ya que siempre estará la opción de reproducir un vinyl o CD viejo. El rock como se conocía evolucionó, como lo hizo cuando nació el rock and roll a partir del blues y obviamente hay bandas con sonido muy bueno y otras que realmente apestan.

Lee también   Un inmenso Vardy guió el triunfo de su equipo sobre el Manchester City

 

La ciudad de Leicester ahora va a evolucionar más rápido de lo planeado y la fábrica de papas fritas ya no será el único gran ingreso de la ciudad que era un punto entre el norte de Londres y el sur de Birmingham que nadie recordaba ya que ahora y gracias al futbol competirá con hordas de asiáticos en su mayoría que buscarán desesperadamente asistir como turistas al King Power Stadium. Rainieri eligió Fire de Kasabian como canción de ataque de sus zorros antes de cada partido asi como Guardiola eligió a Coldplay en su época blaugrana, en vez de una canción de antaño, y a los que se niegan a adaptarse y aceptar que la música que escuchaban en sus años mozos ahora pasa en estaciones de radio clásica pueden tener en Kasabian un buen punto de referencia de la evolución del rock ¿Una guía para principiantes? Las mejores canciones de la banda de Meighan y Pizzorno según el autor del texto son la nombrada Fire así como Underdog, Club Foot y Eez-Eh. La Premier League se adaptó con gusto a que el campeón, después de muchos años estuviera alejado de Manchester o Londres, Inglaterra misma se adapta a que la población british ya no es más de tez pálida en su mayoría en las ciudades principales y ha habido una mezcla increíble de costumbres, y la música se adapta como lo ha hecho a través de la historia a cambios en las notas del pentagrama logrando sonidos que no son malos después de todo y aunque la naturaleza siempre cede ¿Habrá algo a lo que en realidad cueste mucho adaptarse?