La fiesta de la selección en 2010 y por qué Carlos Vela no quiso venir.

Los futbolistas hacen fiestas, eso todos lo sabemos, necesitan algo que los ayude a quitarse la presión de jornadas de trabajo extenuante y presión constante de la prensa.

Pero ¿Cómo saber cuándo es demasiado? ¿Cuándo se excede la línea de la simple diversión y se entra en el campo de lo incorrecto? Con la figura del futbolista todo se magnifica, y a veces hay fiestas que terminan costando mucho más que un regaño o unos cuantos pesos.

Hoy, en un caso para la Costra Nostra de futbol mexicano, hablaremos de la fiesta que tuvieron algunos seleccionados nacionales en 2010 y de sus consecuencias, oficiales y extraoficiales.

Costra-Nostra-La-fiesta-mas-cara

 

Lee también   PREMIER LEAGUE | Cayeron los grandes