José Saturnino Cardozo es uno de los más grandes emblemas en la historia del Toluca, con sus goles lo convirtió en un equipo de época y lo llenó de campeonatos. Sin duda el mejor jugador que estuvo con los Diablos.

Pero al Diablo Mayor lo sacaron del Infierno de una manera muy brusca y sin honor, de repente un día él ya estaba en San Lorenzo y el Toluca ya no lo necesitaba, ni tiempo le dieron de hablar. Sólo Lebrija tuvo la palabra.

Las razones que sacaron a Cardozo fueron misteriosas y mucho se lloró y especuló, hasta que la historia dio un vuelco…

Hoy, en la Costra Nostra del futbol mexicano, La dantesca salida de Cardozo del Toluca: prepotencia, mujeres y amenazas de muerte.

costra-nostra-sacaron-al-diablo-del-infierno

Un Diablo para el Infierno.

Cardozo llegó en 1995 al Toluca, con 23 años y tras jugar en el Olimpia un par de años. Comenzó haciendo pocos goles y con lesiones, el Toluca vivía una etapa de crisis e inestabilidad grave. Hasta 1997, cuando llegó la dupla Lebrija-Enrique Meza, lograron hacer un equipo decente, y entonces Cardozo explotó. Campeón en el Verano 98’, Verano 99’, Verano 2000 y Apertura 2002. Máximo goleador en la historia del Toluca con 249 tantos. Cuatro campeonatos de goleo y hasta mejor futbolista de América en 2002. Todo indicaba que Cardozo y el Toluca serían una pareja feliz hasta el final de los tiempos. Pero en 2005 salió, ningún partido de homenaje o despedida formal, un día dijeron que se iba a San Lorenzo y de repente ya estaba en el nuevo Gasómetro. La salida fue controversial, se crearon muchas especulaciones, sobre todo por el silencio de Cardozo, pero al final Cardozo rompería el silencio dos meses después.

Toluca, Estado de Mexico, a 1 de noviembre de 2003. Estadio Nemesio Diez. Toluca vs America en juego de la jornada 16 del torneo Apertura 2003. Jose Saturnino Cardozo del Toluca en festejo (Foto: Jaime Lopez/JAM MEDIA)

Comenzaron los dimes y diretes.

Cardozo llegó a San Lorenzo el 17 de julio de 2005, el 22 de septiembre ya le había reclamado a Lebrija que él era el culpable de su salida del Toluca.

“A Lebrija le faltaron pantalones para decirme que ya no me quería” fueron las palabras del Diablo Mayor sobre el tema. El presidente del Toluca no se dejó y le dijo a Cardozo que “Saliera de las enaguas de su señora” y que no iba a permitir que alguien dijera que le faltan pantalones, le dijo a Cardozo que no le tenía miedo y que si quería algo lo encarara.

Lebrija también comentó que Cardozo no fue el mismo, que bajó su nivel, se convirtió en un jugador conflictivo y forzó la salida del Tuca Ferretti. Por último, aclaró que el tema económico influyó demasiado. Según Lebrija, Saturnino quería un millón de dólares libres de impuestos, pero el equipo le ofreció sólo 750,000 dólares. Esto por que en el ámbito deportivo el paraguayo sólo anotó cinco goles en 17 partidos, dos de penalti, y no logró el pase a la liguilla, por lo que no iba a recibir tanto dinero.

La situación se enfrió, Cardozo se retiró en 2006 y comenzó a prepararse para ser técnico lejos de México. Rafael Lebrija dejó al Toluca en 2007 y luego de un tiempo incluso llegó a Chivas… Pero lo mejor estaba por venir.

La verdadera razón de la salida del Tuca.

Cuando Cardozo regresó a México, lo hizo como entrenador de Gallos. En su primer torneo llevó a Gallos a su primera Semifinal, dejando en el camino a Chivas, el rival en semis fue Tigres, dirigidos por Tuca Ferretti. La ida se jugaría el 1 de diciembre y la vuelta el 4. Pero el 28 de Noviembre, Tuca dio una declaración que convulsionó a todo el mundo.

Reveló que mientras era técnico de Toluca hubo unas pancartas en las que lo amenazaban de muerte, así como panfletos que se repartían afuera del estadio, en los que se pedía atentar contra la integridad del técnico nacido en Brasil. Dichas pancartas y panfletos fueron mandados a hacer por José Saturnino Cardozo. Esto hizo que el Tuca quisiera salirse del club mexiquense, para preservar su salud física.

Lee también   El no descenso del Atlante

A las pocas horas Lebrija confirmó la situación, dijo que se inició una investigación y que esos el Ministerio llegó a la conclusión de que Cardozo y su señora estaban detrás de todo esto. Estar habría sido la manera en la que Cardozo presionó para que el Tuca saliera, ya que no se llevaban.

Rafael-Lebrija
«Saturnino amenazó de muerte al Tuca y por eso se rompió la relación, pero conmigo fue un distanciamiento por lo económico, porque cuando se le terminó el contrato, Valentín Diez me autorizó una cantidad que no le pareció y declaró que yo no tenía pantalones»

Se defiende Cardozo.

Al día siguiente, Pepe Cardozo señaló que demandaría a Lebrija y a Ferretti por difamación.

En entrevista para el programa Pasión de TDN, Cardozo calificó como irresponsables las declaraciones del director técnico de Tigres y del expresidente del Toluca a quienes retó para que presenten las pruebas que demuestren la veracidad de sus palabras.

“Son declaraciones irresponsables de dos personajes, en donde el señor Lebrija revela que amenazo de muerte a Ferretti y ahora hay que llegar hasta las últimas consecuencias. Que me lo demuestren, que traigan a esa persona que encontró que fui yo. Fue una declaración fuerte, una acusación grave hacia mi persona, es muy fácil hablar porque te dan un micrófono. Me estoy reuniendo con algunos abogados para ver qué se puede hacer”.

Siguió con las declaraciones Cardozo: “¿Dónde están esos papeles? por qué no me citaron en ese momento si yo fui el culpable de haber amenazado de muerte a una persona?, y si se comprobó, no sé porqué la justicia no me llamó a declarar”, cuestionó.

Luego, en entrevista con Raza Deportiva de ESPNDeportes Radio, señaló que Toluca le dio su apoyo y ayuda con el tema legal.

“Soy incapaz de matar una palomita, menos de amenazar de muerte a una persona», explicó en al entrevista.

También le dijo a Ferretti “Pocos huevos” porque nunca se atrevió a mirarlo a los ojos: «cuando me confrontaba le temblaba el bigote. Se cagaba conmigo».

También tuvo palabras para Lebrija: “Él quiso inculparme a mi, porque no tuvo huevos para echarlo».

El paraguayo coincidió con las acusaciones de miembros de la Perra Brava, que culpaban de los panfletos al entonces presidente del Toluca, al orquestar una campaña bumerang, para colocar de villano al paraguayo y ubicarse como víctimas el propio directivo y el técnico.

Terminó señalando que su salida fue culpa de Lebrija: «Él (Lebrija) ya estaba planeando mi salida, o el club, bueno no solamente él, si no el club mismo, a lo mejor ya no querían que siguiera, y después manejaron muchas situaciones que eran totalmente falsas no, que ya no quería a la gente de Toluca, de que ya no quería quedarme en Toluca, eso es totalmente falso, entonces, mi situación la manejaron mal, ellos pensaron a lo mejor que yo no iba a firmar, no sé que tendrán en su cabeza, pero se manejo muy mal y ellos hicieron todo lo posible para que yo saliera de Toluca, de parte mía, a mi me hubiera gustado seguir en el club».

Consecuencias y repercusiones.

Esa llave la ganó Tigres y terminó siendo campeón. Tuca siguió con los felinos, Cardozo llegó al Toluca como Director Técnico en 2013 y desde entonces ha estado en el banquillo escarlata. Las demandas y contrademandas nunca surtieron efecto y al final el tema se olvidó. La situación entre Tuca y Pepe no ha mejorado. El paraguayo sigue sin poder ver a Lebrija. De las pancratas y supuestos panfletos no se ha encontrado nada.