John Carlin: “El fútbol con estadios vacíos es como el sexo con ropa”

El escritor y periodista británico John Carlin es pesimista con el futuro inmediato del fútbol. Dice que ya vive un luto por la “pérdida” del fútbol como lo conoció y disfrutó. Y gracias al “maldito virus”.

Carlin ha vivido mucho y por eso su palabra es autoridad. Fue corresponsal de varios de los mejores diarios del planeta y estuvo en conflictos desde la dictadura militar argentina, pasando por El Salvador y Nicaragua y logrando su cénit presenciando el ascenso de Mandela y la pacificación  de Suráfrica.

Su debilidad por el deporte la hecho arte. Es de referencia obligada el libro “El Factor Humano” que inspiró la película “Invictus”. Ha escrito muchísimo del fútbol y recientemente ha sido muy premiado su “docuserie” sobre el impacto social del fútbol, estrenada el año pasado llamada “This is Football”.

Confinado en Barcelona, nos atiende para conversar algunos minutos sobre donde estamos parados en una situación, la del Coronavirus, en la que no tenemos manual.

 

-John, ¿Cómo ve el futuro inmediato del fútbol, en medio del Coronavirus?

-Yo estoy casi en estado de luto, resignado a que el fútbol como lo he conocido no va a volver en mucho tiempo. Para mí, el fútbol con estadios vacíos es como el sexo con la ropa puesta, no me entusiasma demasiado. Pero seguramente lo veré a regañadientes, porque no queda otra. En Corea del Sur usan parlantes para simular público, pero el que maneja el sonido se le ha olvidado colocar euforia al terminar el partido, porque ganó el local. En Alemania hay fotos inertes de aficionados. Mata la magia.

-Aparte, con la secuela económica que seguramente va a dejar todo esto

-El fútbol no puede ser inmune a la catástrofe económica que está afectando a todo el mundo, con lo cual parece absolutamente previsible que tanto los fichajes, como los sueldos, van a bajar. Vi en la prensa un rumor, solamente un rumor que quizás no tenga validez, que decía que el Barça estaba pensando en volver a comprar a Neymar y la cifra que se mencionaba eran 100 millones de euros, la mitad de lo que se pensaba que hubiera sido hace, digamos, tres meses. El fútbol no es una isla, es indivisible el destino económico del fútbol que el destino económico de los países.

 

-¿Traerá cambios en orden jerárquico de las ligas?

-Yo sospecho que los países europeos que mejor salgan, o menos peor salgan, de esta crisis, serán los países en los que el fútbol prosperará más, porque simplemente habrá más dinero. España tiene mala pinta. Alemania seguramente sea el país que salga más fuerte de todo esto, ellos son distintos, pues son alemanes y ellos como que están en otra liga (risas). Estoy especulando, pero quién sabe si de aquí a un año o dos la liga alemana se convierte en una liga mucho más fuerte de lo que es ahora.

Lee también   Aplazan la Liga Mexicana de Béisbol por el coronavirus

-También el periodismo ha sido distinto en estos días

-Una de mis rutinas es leer diarios en español e inglés de muchas partes del mundo. Y me encantan los deportivos. Pero me está desesperando leer sobre partidos que ocurrieron hace 20 años y que ya sabe uno como pasó todo.  Es realmente desesperante. Compadezco un poco a mis colegas y amigos que están en una redacción buscando como llenar esos espacios. Se me parece un poco a la época de verano, en la que se hablan de fichajes ficticios y algunos que se hacen realidad. Pero hay un tema mayor que preocupa más: los diarios que no son de suscripción han visto mermados sus ingresos porque cuando hay crisis lo primero que se recorta es la publicidad. No son tiempos fáciles.

-Y parecía que el periodismo ya venía perdiendo espacio sobre el análisis que va más allá de la cháchara diaria sobre el resultado. Hoy no hay resultados. Quizá por eso se hace más dolorosa la partida de alguien que hacia un trabajo tan distinto como su amigo Michael Robinson

-Michael Robinson fue un gigante, un maravilloso amigo. Su trabajo es un triunfo de la naturalidad. Robinson era igualito, en el bar, con una cerveza y en la tele. Nunca hubo un inglés más querido en España. Me cuesta creer que Robinson se ha ido, que no lo volveré, a ver. Sí, estamos un poco bajo la dictadura de los clics, pero no me preocupa tanto porque sé que vendrán personas con carisma y con ganas de hacer periodismo profundo.

-¿Todavía le molesta el Brexit? ¿La Premier dejará de ser lo que es hoy?

-La Premier es la NBA de fútbol. Así lo veo. Estuve muy en contra del Brexit, pero si la UEFA anuncia que si Inglaterra sale de la UE, los equipos ingleses ya no pueden competir en competiciones europeas y no pueden fichar jugadores europeos, el Brexit acaba en dos minutos. Si hubieran hecho un referéndum sobre, por ejemplo, quién debería estar en el once inicial de la selección inglesa, ahí hubieras tenido un electorado con muchísima más información y capacidad de análisis y hubieses sacado un resultado mucho más inteligente