Top Sapiens: Las 10 «vergüenzas» de la década

Seguramente, ya andas viendo goles, onces ideales y figuras de la década invadiendo todo el  Internet. Sin embargo, como en Fútbol Sapiens nos gusta mirar en todas las direcciones, te ofrecemos los hechos vergonzosos de esta segunda decena de años del siglo XXI.

Descensos humillantes, escándalos, desapariciones de equipos… no pudo faltar el aspecto negro que al final de cuentas, le da equilibrio a la vida y al fútbol.

Les dejamos las situaciones que apenaron a sus protagonistas en su momento en los últimos nueve años. Algunos se levantaron y otros, simplemente hundidos quedaron.

10- El casi descenso de Mónaco (2019)

Para la temporada pasada, Mónaco fichó y se preparó a conciencia para intentar derribar la dictadura que tiene el PSG en Francia. Encabezados por Radamel Falcao, el intento fue un total fracaso y hasta la última fecha, no supo de su permanencia en Primera. Todo un fiasco para lo que significa el fútbol de élite en Europa.

9-Seedorf le salió caro a Botafogo (2014)

Uno de los clubes más tradicionales de Brasil vivió una terrible crisis económica e institucional en 2014. Para el 2012 y 2013, el cuadro de Río de Janeiro invirtió una gran cantidad de dinero para intentar ganar el Brasileirao y la Libertadores. Entre los grandes fichajes, estaba el de Clarence Seedorf, un ganador de Champions con Real Madrid, Milan y Ajax. No se lograron los objetivos en esos dos años y el 2014 derivó en un año terrible, en el que se hubo deudas, amenazas desde los juzgados y evidentemente, en lo deportivo, se manifestó con un descenso. En un año se pudo reestructurar y volver a Primera.

8-América se fue a la “B” (2011)

Era la primera vez que uno de los “cuatro grandes” de Colombia se enfrentaba a la pérdida de la categoría. Fue un fracaso deportivo, aderezado por malos manejos. América de Cali, con 14 ligas encima y cuatro subcampeonatos de Copa Libertadores, debía enfrentar la vergüenza del descenso con el segundo mejor de la “B”. En la promoción se enfrentó a Patriotas Boyacá; después de empatar ambos partidos por 1-1, el equipo caleño perdió 4-3 por penales y descendió por primera vez tras 57 años en primera división. En 2016 regresaron a Primera y este año volvieron a quedar campeones.

7-La caída del “Rey de Copas” (2013)

Independiente de Avellaneda, que ganó 14 campeonatos locales y  ha conseguido 18 títulos internacionales oficiales, vivió su momento más triste cuando descendió en 2013. A pesar que el club pudo tener ingresos económicos formidables con la venta de jugadores como “Kun” Agüero (que dio de hecho para levantar un nuevo estadio), la situación interna fue mal manejada y culminó con el descenso el 15 de junio de 2013, tras el peor año en la historia deportiva del club argentino. “El Rojo” al año siguiente volvió a la máxima categoría y en 2017 añadió otro trofeo más a su extensa vitrina al ganar la Copa Sudamericana.

 

 

6-El descenso del histórico Cruzeiro (2019)

Para la campaña 2019, Cruzeiro tuvo una buena base de jugadores con futbolistas de élite como Thiago Neves, Ricardo Goulart, Éverton Ribeiro, Lucas Silva, Baptista, Borges, Moreno Martins, Nilton, Dagoberto, que se preparaban para pelear la Copa Libertadores y en paralelo al Brasileirão. El desarrollo en ambos no fue todo lo contrario: quedando eliminado en Octavos de Final por River Plate en el Mineirao, y a su vez en el Brasileirao solo ganó 7 partidos, empató 15 y perdió 16 lo que decretó su primer descenso en 97 años ininterrumpidos en las máximas categorías de Brasil. El bicampeón de Libertadores pasará un año en el infierno.

5-La desaparición del Glasgow Rangers (2012)

El Celtic-Rangers de Escocia, uno de los clásicos más antiguos y animados de mundo, quedó huérfano por cuatro años. Y es que en junio de 2012 se confirmó la desaparición del Glasgow Rangers, para dar paso a un “hijo forzado” de esta histórica y centenaria institución: The Rangers FC. El motivo es que a principios de ese mismo 2012 la mala administración del club no pudo soportar las incontables deudas y primero, perdió la posibilidad de participar en cualquier competición UEFA. La cosa se fue agravando y aunque aparecieron salvadores, la bancarrota fue inevitable, más la pérdida de tres categorías. La Asociación del Fútbol Escocés, permitió ese mismo año a The Rangers a empezar desde la cuarta división, con un castigo de un año sin fichar. Tuvo un ascenso meteórico, pues ya para la 2016/2017 estaba de vuelta a la Scottish Premier League, donde lo aguardaba un Celtic aburrido de ganarlo todo con facilidad.

Lee también   El Chelsea se impuso a un Watford que mereció más

4- El año en el que se pudrió la K-League  (2011)

Aunque el Calciopoli (2006, descenso de la Juventus) es el escándalo de arreglos de partidos más impactante del siglo XXI, no puede quedar por fuera de este ranking la investigación que suspendió a la mayor cantidad de jugadores en la historia y generó lamentables hechos de sangre. En 2011, investigaciones determinaron que 41 futbolistas profesionales de Corea del Sur estaban vinculado con los amaños y fueron suspendidos de por vida, tanto a nivel local, como internacional. Entre los afectados, estaba el reconocido internacional Choi Sung-kuk. Fue el momento más oscuro de la K-League desde su fundación en 1983. Varios de esos futbolistas recibieron reducciones de penas por haberse entregado voluntariamente. La “alerta roja” fue en mayo de ese año: un futbolista coreano de segunda división fue encontrado muerto en su habitación de hotel junto a una nota que hacía alusiones claras a su implicación en varios amaños de partidos. El gobierno suspendió las apuestas deportivas por dos años. En 2012, el jugador del Jeonbuk Motors, Jeong Jong-Gwon, el portero del Incheon United, Yoon Ki-Won, el entrenador del Sangju Sangmu Phoenix, Lee Soo-Cheol y Lee Kyung-Hwan, centrocampista del Suwon Bluewings se suicidaron al confirmarse sus sanciones de por vida.

 

 

3-La vergonzosa situación del Veracruz (2019)

Lo de los Tiburones Rojos es realmente triste y lamentable. El 6 de diciembre de este año, la FMF anunció la desafiliación del Veracruz, un cuadro tradicional del fútbol mexicano, en un año para el olvido en lo administrativo y lo deportivo. Hasta la fecha se registraron 80 controversias equivalentes a cerca de 40 millones de pesos. Todo fue en vano, más allá de los aportes que pudo hacer la Liga MX y otros clubes para evitar el hundimiento del Tiburón. Ni hablar del nefasto récord de partidos sin ganar: 41 juegos, solo superados a nivel profesional por el  FC Chernomorets Burgas de Bulgaria, que se mantuvo 43 partidos sin ganar. Todo mal para un equipo con arraigo. Aparte, que se destapó el tema de la doble contratación, un secreto a voces en el fútbol mexicano.

 

2-El descenso de River Plate  (2011)

El 26 de mayo de 2011 es el día más oscuro de la historia de River Plate, campeón de Libertadores, Intercontinentales y el máximo ganador de ligas argentino. Era inconcebible que este gigante de Sudamérica y el mundo perdiera su categoría pero ocurrió. Y eso, que en Argentina los descensos eran por promedios y no se limitaban solo a una mala temporada. Es decir, era una ecuación que incluía actuaciones de campañas anteriores. Esto, refleja un mal manejo administrativo y deportivo de la institución que los expertos la ubican desde el Apertura de 2008. El declive histórico fue pasajero, pues solo pasó un año en la “B” y resurgió en Primera para luego firmar el momento más brillante en su historia de la mano de un saneamiento general y la dirección técnica de Marcelo Gallardo.

 

1-FIFA Gate (2015)

En mayo de 2015 el mundo inició el día atónito con la detención de una decena de directivos del fútbol mundial en el Hotel Baur au Lac en Zúrich, Suiza. Toda la vida se había acusado a la FIFA de corrupta, entre pasillos y chismes, pero por primera vez, se actuaba con hecho y derecho. La investigación, que inició el 2011 el FBI norteamericano terminó con renuncias a gran escala (empezando por el mandamás, Sepp Blatter), detenciones y el desvelamiento a la opinión pública de distintos casos de sobornos, corrupción, tráfico de influencias… Ha sido la mancha más grande sobre el fútbol no solo de la década, sino de la historia.