En la victoria parisina ante Lille, el Golden Boy, Kylian Mbappé, aprovechó que el portero rival subió a rematar un corner en el descuento, oportunidad para que el ex Monaco hiciera gala de su velocidad y fuerza con el arco libre.

El 3-1 de Mbappé a pura potencia que sentenció el partido en el Parque de los Príncipes:

Los argentinos DiMaría y Pastore completaron la victoria del PSG, que lidera sin mayor oposición la liga francesa.

Lee también   Tim Howard y sus enormes atajadas