En el fútbol de los Emiratos Árabes Unidos, un auto entró al terreno de juego a gran velocidad mientras se jugaba un partido. Por suerte, no lastimó a nadie.

A continuación, la surrealista secuencia:

Lee también   Brasil y los 45 minutos más desastrosos de su historia